Un Madrid que sabe sufrir se lleva tres puntos de La Rosaleda

0
85

Los blancos obtuvieron una victoria muy trabajada, 0-1 ante el Málaga, en la que sufrieron un gran desgaste físico debido a la falta de claridad en ataque y a la escasa circulación del balón. Los de Ancelotti siguen ofreciendo una de cal y una de arena en su juego pero, con la inestimable efectividad de Cristiano Ronaldo, no dejan de sumar puntos para afianzar el liderato liguero.

Carlo Ancelotti (54), entrenador del Real Madrid. Foto: calciostreaming (flickr)
Carlo Ancelotti (54), entrenador del Real Madrid. Foto: calciostreaming (flickr)

En la rueda de prensa previa al partido, el técnico blanco quiso exteriorizar una idea que había transmitido a sus jugadores horas antes. Utilizó la fábula de la gacela y el león; asegurando que la Liga no se decidirá hasta la última jornada, y quiso dejar claro a quien quisiera escuchar, que no va a permitir que su plantilla, las gacelas, se duerman, porque sus perseguidores, los leones, están al acecho. Una llamada de atención para que los suyos, en especial para Di María que aseguró que prefería no jugar ante el Málaga para nover cartulina amarilla porque esta situación le imposibilitaría jugar contra el Barcelona, den el mismo valor a cada punto con independencia de quién sea el rival.

El italiano conoció hace tan sólo unos días que le ha sido otorgado el premio Enzo Bearzot a toda su trayectoria. El galardón, que alcanza su cuarta edición y que lleva el nombre del que fuera seleccionador nacional italiano (campeón del Mundial de España del 82), lo recibirá en el mes de mayo en Roma. Han destacado tanto sus logros futbolísticos como sus valores para concederle dicha distinción al técnico madridista, experto en motivar a cada miembro de su plantilla.

Para la cita en La Rosaleda Carletto dio la titularidad a Diego López, Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo, Xabi Alonso, Modric, Isco, Bale, Cristiano y Benzema. Un cuestionado Bernd Schuster apostó por Caballero, Angeleri, Sergio Sánchez, Flavio, Antunes, Camacho, Tissone, Samuel, Duda, Amrabat y Santa Cruz.

El partido comenzó con mucha intensidad y con oportunidades para ambos. Bale, Benzema y CR7 para el Madrid.  La más clara fue para el galés que pudo sufrir un penalti, en el minuto 6, cometido por Angeleri pero el colegiado no lo señaló. Antunes, Duda y Santa Cruz para el Málaga. En el 19, Antunes vio la primera cartulina del duelo por una entrada por detrás sobre Bale.

Tan sólo cuatro minutos después llegó el 0-1. Una buena acción de Bale, que cedió a Ronaldo, que con un fantástico disparo lanzó el balón al fondo de la portería de Caballero para anotar el número 25 de su cuenta particular. En el 25 pudo quedar sentenciado el enfrentamiento gracias a dos intentos del luso pero el primer disparo no vio puerta y en la segunda oportunidad se chocó con Benzema. Debido a este golpe el galo tuvo que pedir el cambio y en el 32 entró en su lugar Di María. Tras el gol de los blancos, el Málaga pareció verse afectado y bajó la intensidad. Diego López no tuvo que emplearse a fondo porque los ataques malaguistas no llegaban a su portería con verdadera sensación de peligro. La última de la primera parte la tuvo Ronaldo tras un precioso pase de Di María. Un tiro rápido que salió desviado. Los más destacados fueron Caballero y Ronaldo.

La segunda parte comenzó con mucho entusiasmo por parte de los de Schuster. Antunes, Samuel y Amrabat lo intentaron y sólo Isco inquietó a Caballero en los primeros compases. En el 60 Pepe realizó una entrada sobre Duda, que vio la amarilla por protestar airadamente que el árbitro no sancionase al madridista, que pudo hacerle daño, en lo que pareció un golpe fortuito.

En los siguientes minutos llegó el carrusel de cambios: Isco, ovacionado por la grada y que tal vez mereció más, salió por Jesé. Del lado malaguista salieron Samuel y Tissone y entraron Iakovenko y Portillo. A partir de este momento la iniciativa la llevó el Málaga y el Madrid tuvo que defenderse como pudo esperando que las acometidas del rival no vieran puerta.  En el 86 llegó el tercer cambio del Málaga, salió Angeleri y entró El Hamdaoui y los madridistas pedían ya la hora. Tuvieron oportunidades pero las pocas que parecieron llevar peligro fueron atajadas por un acertadísimo Caballero, sin duda el mejor de la segunda mitad. Ancelotti realizó en el 90 su última sustitución e hizo entrar a Illarramendi por Modric.

El Málaga pudo merecer más por el esfuerzo que realizó a lo largo de los 90 minutos pero los blancos demostraron que saben sufrir y que trabajan como un equipo. No fue su mejor noche pero los de Ancelotti dieron la cara en un campo en el que podían haber perdido la ventaja que tienen sobre el Barcelona, al que recibirán el domingo (a las 21.00 horas) en el Santiago Bernabéu, y sin embargo abandonaron Málaga con la sensación de que la consecución de estos trabajados tres puntos pueden ser vitales en su lucha por proclamarse campeones de Liga. Los blancos tienen una cita europea en casa, ante el Schalke 04, el martes (a las 20.45 horas). El 1-6 de la ida debe valer para sellar el pase a cuartos de la Champions League de los blancos.

Dejar respuesta