Un “juguete” para toda la vida

0
754

La navidad está a la vuelta de la esquina. Una época familiar, de estar en el hogar, de grandes comilonas y fantásticos regalos, pero no para todo el mundo ni para todos los seres. Las navidades pueden ser un auténtico infierno para muchos animales. Resulta que para mucha gente estos seres vivos se vuelven una carga incómoda cuando se trata del disfrute personal: las vacaciones, algo tremendamente egoísta propio del ser humano. Cada vez se ven más perros y gatos abandonados por las calles aún con los collares de cuando poseían un hogar, puesto que a pesar de la obligación impuesta de insertar un chip al animal con los datos de su respectivo dueño, mucha gente se salta el paso o bien sin ningún escrúpulo se encarga de extraérselo de manera cruel como ya es imaginable, para evitar ser sancionado.

Retomando el tema de las navidades; supone otro punto base de muchos abandonos posteriores, puesto que con el afán de agradar con el mejor regalo compran un cachorrito muy mono, le colocan un lazo en la cabecita y ¡sorpresa! ¿A quién no le gusta un lindísimo y tierno cachorrito?

El problema viene después, bien porque el cachorrito se hace mayor y muy grande, bien porque resulta un incordio o bien porque se cansan de aquel “juguete” navideño sin recordar que precisamente eso es lo que no son, juguetes de usar y tirar.

Las protectoras de animales están llenas de perros y gatos sin hogar y aún la gente suele comprarlos en vez de adoptarlos rescatándoles de una muerte segura por la simpleza humana de querer tener el perro o gato de la raza de moda. Esta necedad junto a otras prácticas crueles como las peleas de perros hacen que muchas razas en concreto adquieran fama de agresivos o violentos, siendo esto incorrecto en su totalidad puesto que demostrado se ha visto que los animales son educados al igual que un niño por sus criadores o padres. Siendo así que dependiendo de cómo dichos criadores lo hagan, tendrá una correcta educación u otra bien distinta.

En cuanto al inconcebible tema del maltrato; hasta ahora el hombre no obtenía apenas sanción ninguna por agredir o incluso matar a un animal; recientemente se ha realizado una modificación en el artículo 337 del Código Penal que dice lo siguiente: “el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”. Estará vigente a partir del 22 de Diciembre de 2010.

Realmente esto es algo básico que debería haber estado recogido desde hace mucho tiempo en el Código pero sin duda cabe que tendremos que admitir que es un gran avance “teórico” en la defensa animal. Digo teórico puesto que ha sido confirmado ya por varios letrados que esta condena no se hará práctica a menos que sea un caso especial.

Está claro que parece que al hombre le cuesta admitir que no es el único ser en la Tierra y que no sólo cuentan Los Derechos Humanos. Es muy conocida la frase despreciativa: “eres un animal” pero en realidad es que no somos otra cosa que animales corrompidos por lo que de verdad nos diferencia del resto de los animales: la envidia, la maldad, la soberbia, la ira…una lista interminable.

Toda persona tiene el completo derecho de no querer animales y también de no resultarles de su agrado pero en estos casos que se abstengan de hacer el intento de comprar un perrito o un gatito de los que están tan de moda porque le harán un gran favor, y si mantienen su capricho de tener un “juguete” de este tipo intenten quererlo y cuidarlo y no abandonarlo cuando este juguete crezca. Puesto que NO son juguetes sino seres vivos.

Las personas que disfrutamos con la compañía un animal, intentamos ofrecerles todo el cariño, el amor y el cuidado que posteriormente ellos te devuelven multiplicado por mil.

Si de verdad eres una buena persona haz que un animal te acompañe todo tu vida porque al final te convertirás en bellísima persona.

Fuentes de imágenes:
taringa.es

Dejar respuesta