Un galán a la americana

0
542

El pasado 27 de febrero se convirtió en mito, tras su fallecimiento, Elizabeth Taylor. A su marcha, las portadas de los principales diarios españoles recogían en primera plana fotografías que mostraban la indudable belleza de esta actriz británica que se hizo un hueco en el mundo cinematográfico no sólo por su interpretación, sino, y como ya todos conocemos, por sus famosos ojos violetas y su belleza incuestionable.

Tras la reciente desaparición de Liz Taylor, han sido numerosos los reportajes que se le han dedicado a la actriz tanto en medios escritos como audiovisuales donde se exaltaban sus virtudes cinematográficas, su lucha contra el VIH y al mismo tiempo, se resaltaba una vez más, la gran amistad y la fidelidad que esta mujer de armas tomar (como podemos ver en la película Gigante) tenía con su compañero de reparto Rock Hudson.

Centrarse en la figura de este actor es para mí alabar y extrañar el cine clásico con actores y actrices del calibre de Cary Grant; James Stewart; Katherine Hepburn; la elegantísima, Audrey Hepburn; Gregory Peck o Jack Lemmon entre muchísimos otros.Rock Hudson fue y sigue siendo aunque ya no esté, el chico atractivo e interesante que puede concentrar en un espacio muy pequeño, a un gran número de mujeres engatusadas por su evidente belleza y genialidad interpretativa gracias a su colaboración en películas como “Pijama para dos” con la guapísima Doris Day con la que compartió reparto en más de tres ocasiones y con la que se le relacionó sentimentalmente por la perfecta fusión a la hora de actuar y la perceptible admiración.

La película dirigida por George Stevens, “Gigante” (1956), concentró en escena al trío de actores: Liz Taylor; Rock Hudson y al “rebelde sin causa”, James Dean. Este último, falleció dos días antes del estreno del film en el que encarnaba a un jovencito texano y rebelde, que, trabaja para una familia de tradición ganadera con una riqueza importante y que con el paso del tiempo, tras recibir por herencia una porción de terreno de la familia Bick, se convierte, Jett Rink (James Dean), en un nuevo rico gracias al incipiente mercado petrolífero.

El actor de dos metros de altura, Rock Hudson, fue nominado en los Oscar de 1957 por primera y única vez, en la categoría de mejor actor por su participación en la película antes detallada en la que compartía cartel con la jovencísima actriz de los ojos violeta. Durante la década de los 50 y principios de los 60, Hudson, se convirtió (gracias a su altura y a su físico) en el galán de Hollywood de las películas románticas y cómicas de esos años convulsos en plena Guerra Fría. Este actor de Illinois, aficionado a los coches y al motor, se alistó en la marina de EE.UU. para participar en la Segunda Guerra Mundial, a su regreso, compaginaba con castings su trabajo como camionero y taxista. Tras enviar reiteradamente fotografías a Estudios Universal, fue fichado por esta multinacional donde debutó en películas como “Winchester 73” de Anthony Mann o en “Murallas de Silencio” de Hugo Fregonese. Pero, fue sin duda, “Obsesión” o “Solo el cielo lo sabe” dirigidas ambas por Douglas Sirk, películas que lo catapultaron a la fama.

Rock Hudson, adquirió un rápido reconocimiento entre las mujeres estadounidenses de diferentes edades gracias a su papel de marido atento, cariñoso, cautivador, a veces pícaro pero siempre galán en películas como “Confidencias a medianoche” o “No me mandes flores” ambas con Doris Day.

En los años 70 impulsó y dio vida a un guión creado por el mismo Hudson en la conocida y nominada (cinco Globos de Oro) serie de televisión, “McMillan y esposa”, donde el actor encarna a un policía que entre evento y fiesta de alta sociedad encuentra un hueco para resolver asesinatos, robos y demás delitos. Una serie muy cómica, afable, familiar con un punto dramático cuando Susan (su esposa) muere en un accidente.Tras una ardua y longeva enfermedad que nadie supo hasta que lo hizo público por continuos comentarios infundados por su extremada delgadez, este actor de compostura fuerte, saludable y debo reiterar, atractivo, perdió la vida con tan sólo 59 años.

Su larga y fructífera trayectoria profesional, terminaría en 1984 (un año antes de su muerte) con “Dinastía”.

Fuente texto:
http://es.wikipedia.org/wiki/Rock_Hudson
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article278.html
Fuente Imagen:
http://www.google.es/images?hl=es&source=hp&biw=1152&bih=767&q=rock+hudson&gbv=2&aq=f&aqi=&aql=&oq=

Dejar respuesta