Un festival lleno de arte musical

0
99

Los días 17 y 18 de febrero se celebró en la capital española el festival de música Enjoy After ARCO, una iniciativa cultural paralela a la Feria Internacional de Arte Contemporáneo. A partir de las ocho y media de la tarde, el teatro Joy Eslava fue testigo de una mezcla de músicas de estilos variopintos. Aunque no contó con la asistencia de un público muy numeroso, se percibió el interés de los asistentes por los grupos españoles como Triángulo de Amor Bizarro y Lüger, que fueron quienes llenaron la sala.

Capsula

Los encargados de abrir el festival fue el dúo holandés Knalpot, como rezaba el cartel de presentación, con una puesta en escena sencilla, apenas una mesa de mezclas, una batería y los dos componentes del grupo, Raphael Vanoli y Gerri Jäger. Su música, una mezcla híbrida de varios géneros como el electro, ‘dub’, el post rock, ambient y el jazz no caló demasiado entre los pocos asistentes que acudieron a primera hora del encuentro debido a su ritmo particular y difícil de digerir.

Tras una hora de concierto, dieron paso a Triángulo de Amor Bizarro, que con su música indie post-punk llenó el teatro y movilizó a todos los asistentes que disfrutaron de los poco más de sesenta minutos de actuación. El público vibró y cantó con los gallegos, los más exitosos de la primera noche de festival.

Como contraste a este buen sabor de boca que dejó la banda gallega, los asistentes tuvieron que soportar más de noventa minutos sin conciertos, tan solo con música de fondo, mientras los técnicos cambiaban por completo el escenario en un ir y venir de elementos que sirvieron para crear y enfriar el ambiente que había reinado durante las dos horas anteriores.

Finalmente se pasó de un escenario oscuro, con poco color, a uno totalmente opuesto en el que reinaba el color blanco, con un una pantalla de proyecciones en el fondo y pequeñas lámparas que cambiaban de color. Así se daba paso a la sesión de noche “Fabulous”, con las actuaciones de Juha Dj y Los Planetas Dj hasta bien entrada la madrugada. Sin embargo, la larga y monótona espera del cambio de escenario aburrió de tal manera a los asistentes que provocó que la sala capitalina quedase prácticamente vacía.

Al día siguiente se reanudó el festival siguiendo el orden de cartel y su estructura, comenzando con la banda de rock hispano-argentina Capsula y, una hora más tarde, la gran actuación de Lüger. El quinteto madrileño llenó el teatro, quedando patente el afecto que sienten los españoles hacia las bandas de nacionales. Entre sus cinco componentes llenaron el escenario, acompañados de dos baterías, un bajo, una guitarra, un teclado y una mesa de mezclas. Sus letras fueron tarareadas hasta la extenuación y su música bailada por un público que disfrutó de lo lindo con su actuación.

Después de haber realizado un nuevo cambio de escenario, en esta jornada con más ligereza, aunque rozando los 45 minutos de espera, comenzó la sesión de discoteca con la música electrónica del holandés Rutger Zutdervelt, bajo el pseudónimo de Machinefabriek, que dio paso a Dj Tomas Fernando Flores, el cual puso el punto final a la noche del sábado y al festival Enjoy After ARCO 2012.

Un festival en el que, aunque no asistió una gran afluencia de público, sus artistas superaron con creces a la organización del espectáculo.

Fotografía: Paloma de la Fuente.

Dejar respuesta