Un día de moda: Crónica de una fashinista en Cibeles

0
1405

CIBELES MADRID FASHION WEEK 49ª EDICIÓN.
Sólo fue un día, ya que no es fácil pertenecer al selecto grupo de miembros asistentes a este tipo de eventos; me refiero “de pleno derecho”, y no de manera puntual; asistentes fijos cuya presencia está asegurada desde meses antes, tanto en el ámbito profesional como no. Y esperando poder pertenecer algún día a esa
élite profesional, de momento intento hacer lo posible por ir acercándome.
De nuevo Febrero, y con ello otra edición más de Cibeles. Para muchos esto no tendrá mayor relevancia, pero para aquellos a los que, además de vivir en Madrid, nos apasiona la moda, ésta es una cita importante. Y si nos remontamos a datos oficiales, Cibeles Madrid Fashion Week es ya la 4ª pasarela mundial más relevante.

En esta nueva edición, 55 diseñadores han desfilado en el recinto 14 de IFEMA, desde el pasado viernes 20 de febrero hasta el martes 24. Un total de 45 desfiles, todo un récord. Además, a esos 45 hay que añadir los tres correspondientes al programa off, desarrollado en diversos escenarios de la capital como el Palacio de Cristal de Arganzuela o el Matadero de Madrid; en éstos presentaron sus colecciones tres diseñadores de la talla de María Lafuente , María Freire e Ion Fiz.

Dado que no he tenido acreditación que me haya permitido asistir a todos los desfiles que se han sucedido a lo largo de esos cinco días, quiero analizar en concreto el desfile en el que sí tuve ocasión de estar. Y no lo hice sola, me llevé a mi fotógrafa particular, Aurora Bustelo, compañera también de La Huella.

El sábado, ese fue el día. Teníamos un pase para el recinto, pero no para los desfiles, a los que se accede con invitación o pase de prensa autorizado (y muy poquita lo estaba, dicho sea de paso). Lo había estado intentando desde hacía un par de semanas, pero no hubo manera,,,

Sin embargo, teníamos el ya mencionado pase y muchas ganas de presenciar una pasarela, todavía no desde los ojos de una profesional, sino desde los ojos de una amante de la moda.

El sábado 21 de febrero desfilaban algunos de los grandes de la moda española: Victorio&Lucchino, Ágatha Ruiz de la Prada, Francis Montesinos, Jesús del Pozo, Devota y Lomba. A alguno de esos desfiles teníamos que entrar, fuese como fuese. Y finalmente lo conseguimos, tuvimos suerte y dimos con la persona adecuada que lo hizo posible.

Estábamos dentro, y la colección primavera-verano 09 de Devota y Lomba a punto de desplegarse ante nuestras ilusionadas miradas. De ésta es, precisamente, de la que quiero hacer un breve análisis a continuación.

Si hay que destacar algo de esta colección es, sin duda, la arriesgada y acertada mezcla de tejidos, que dan como resultado prendas sofisticadas.

Sedas, gasas, y satenes, tejidos similares por su carácter vaporoso y romántico, contrastan con texturas rígidas: organzas, lana plastificada y mikado; éste último, menos conocido, es un tejido de seda natural gruesa, característico por su textura ligeramente granulada.

Los vestidos (de noche y cóctel), los abrigos y los trajes de chaqueta se presentan como las piezas claves para vestir el otoño e invierno próximos. Trajes de chaqueta que se combinan con faldas tubo a la altura de la rodilla. Innovadores abrigos de piel que se renuevan por la aplicación de mangas y solapas extra grandes. La tendencia arquitectónica que ya empezó a hacer su aparición en la moda hace algunas temporadas de la mano de Nicolas Ghesquière para Balenciaga, se repite de nuevo, esta vez de la mano de diseñadores nacionales, seguramente inspirados por estas colecciones previas.

Esa tendencia arquitectónica y futurista se completa con aires orientales. Apliques de tela plisada o a modo de origami que destacan más todavía sobre vestidos de cortes rectos. Más influencia asiática en los vestidos tipo kimono y en los adornos de papiroflexia.

En cuanto a los vestidos, espectaculares los de noche. Largos hasta los pies, de tejidos vaporosos y telas plisadas. Los drapeados y volantes se convierten en los protagonistas de la noche para Devota y Lomba.

Una magnífica colección que se completa con la acertada elección de colores, suaves en su mayoría: grises, blanco perla, color champán, malvas y blanco roto. El negro no abandona tampoco su posición como básico en cualquier temporada que se precie.

A modo de conclusión, me gustaría ligar todo este paraíso de lujo y sueños a una realidad más terrenal, y para hacerlo he escogido las declaraciones del propio Modesto Lomba, que desde el año es también presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). Ante la inminente amenaza de la crisis económica, que también llega a la industria de la moda, Lomba recuerda que “los mejores poemas, canciones y libros han aparecido en momentos difíciles. La crisis no deja de ser un buen momento que hay que saber aprovechar”. En su opinión, “la solución no está en los bancos sino en las pequeñas y medianas empresas” como las que configuran el sector de la moda. “La crisis es más una oportunidad para nosotros que un problema”, concluye el diseñador.

Fuentes del texto:
Rtve.es(http://www.rtve.es)
Revista Telva, versión digital (
http://telva.com)
Fuentes de las imágenes:
Imágenes propias, fotógrafa Aurora Bustelo.

Dejar respuesta