Un derbi para medir la recuperación del Madrid

0
183

Tras vencer por un cómodo 3-0 al Eibar en liga el actual campeón de Europa se enfrenta esta semana al partido de ida de los cuartos de final de la Champions ante un Atlético de Madrid que buscará la revancha tras perder la final de Lisboa.

El conjunto blanco afrontaba el partido en el Bernabéu ante el Eibar con la mirada puesta en Europa. Típico encuentro con trampa que solventaron con relativa facilidad los de un Ancelotti que, entre sanciones y descansos, conformó un once, 4-3-3 con Keylor Navas, Varane, Ramos, Arbeloa, Marcelo, Illarra, Modric, Isco, Jesé, Chicharito y Ronaldo, en el que los habituales suplentes dieron la talla y demostraron que merecen más oportunidades.   

Garitano, por su parte apostaba por un 4-2-3-1 con Irureta, Añibarro, Capa, Borja, Dani García, Lillo, Dídac Vilá, Manu del Moral, Saúl Berjón, Raúl Navas y Javi Lara.

La desigualdad de fuerzas quedó reflejada desde los primeros instantes en los que los locales atacaban, con Isco a la cabeza, y el Eibar trataba de mantener el orden defensivo para desbaratar las numerosas oportunidades de Ronaldo, Ramos y Chicharito. Pero en el minuto 20, una falta lanzada por CR7, se convirtió en el 1-0. Un fuerte derechazo que votó delante de Irureta, que nada pudo hacer para frenar el gol número 38 en liga del delantero luso.

Chicharito Hernández (), titular y autor del segundo gol frente al Eibar./ periodicoabc.mx
Chicharito Hernández (26), titular y autor del segundo gol frente al Eibar./ periodicoabc.mx

Tras ponerse por delante en el marcador, el Madrid hizo gala de su dominio y gozó de ocasiones claras protagonizadas pro Chicharito y CR7, que en el minuto 23 firmaba un autopase en carrera precioso. Pero fue en el 30 cuando el mejicano, por fin titular, anotaba el 2-0. Un pase medido de Arbeloa por la banda derecha sirvió para que cabeceara y sellara su cuarto gol liguero, y de paso, para reivindicarse.

El duelo bajó en intensidad y solo las opciones de Isco, Marcelo y Ronaldo para los merengues, y, una de Borja, en lo que era el primer remate a puerta del Eibar en el 37, y otra de Manu del Moral, llevaron algo de peligro a un marcador que llegaría al descanso con 2-0.

La segunda parte arrancaba con la sustitución de Saúl Berjón por Arruabarrena y con una ocasión para el Eibar, que sólo había realizado dos disparos a puerta en los primeros 45 minutos, nacidos de las botas de Manu del Moral. Pero los merengues continuaron con sus intentos por ampliar la ventaja con oportunidades para Modric, Chicharito, CR7 y Jesé.

Y Carletto, pensando en el compromiso europeo e incumpliendo su ley, no escrita, de no realizar sustituciones antes del minuto 70, dio descanso a Modric en el 61, dando entrada a Lucas Silva. Y en el 64 hacían lo propio Ramos y Marcelo para dejar su sitio a Pepe y Nacho. Aprovechaba también Garitano para dar entrada a Piovaccari por Manu y, algo más tarde, a Boateng por Dani García.

El duelo para entonces resultaba algo pesado y repetitivo, con un Madrid volcado al ataque y un Eibar que frenaba constantemente dichas oportunidades, y de modo bastante débil trataba de poner en peligro a un Navas, que no tuvo prácticamente trabajo.

Pero faltaba un gol para que la tarde resultara redonda para los locales. Y llegó el borde del final, en el 83, tras una escapada de Jesé que pudo superar al defensa y, con un remate cruzado, anotar un 3-0 que fue celebrado con especial alegría por Ramos y Marcelo desde el banquillo. El canterano canario, que aunque no ha alcanzado aún su punto máximo de forma pide minutos a gritos, aprovechaba así la titularidad para reivindicarse una vez más.

El encuentro no dio más de sí, y tan sólo restaron las opciones de CR7 e Isco, sin peligro, en una tarde en que los merengues conseguían tres puntos para mantenerse vivos en su carrera por alcanzar al Barcelona.

Y cumplido el trámite liguero, el conjunto merengue comenzará a preparar el derbi, que el próximo martes le enfrentará, en el Calderón a las 20:45 horas, a un Atlético que tan sólo pudo obtener, con polémica, un empate ante el Málaga con el que parece haberse descolgado en la lucha por el triunfo final. Pero Europa es otra historia y los blancos no deben confiarse ya que, esta temporada, los de Simeone parecen tenerles tomada la medida.

En este sentido, Ancelotti reconocía al finalizar el duelo que: “El último resultado contra el Atlético es una motivación para nosotros. Será un partido distinto, complicado, como siempre contra el Atlético. Llegamos en un buen momento, estamos motivados y vamos a hacer lo máximo… No tenemos duda de que será un partido intenso… Tengo todo claro para el martes, solo falta el resultado… e Isco y James pueden jugar juntos”.

Sin duda el escaparate europeo será el que mida la recuperación de un Real Madrid que tras un arranque de año muy complicado parece haber vuelto a la senda del buen juego y de la victoria.

Dejar respuesta