Un circo con mucha "Alegría"

0
176

Los amantes del espectáculo y las emociones fuertes están de enhorabuena, porque el Circo del Sol (Cirque du Soleil) vuelve a nuestro país después de ocho años, con su producción “Alegría”. En primer lugar, podemos disfrutarlo en Madrid, desde el 27 de octubre hasta el 14 de diciembre, y el año que viene, en Barcelona del, 23 de febrero al 25 marzo.

Eso sí, los que esperen encontrarse con un circo convencional que se vayan olvidando, y los que quieran ver animales que se vayan al Zoo, porque en este espectáculo no aparece ni uno solo. Lo que sí podemos contemplar son bufones, trovadores, mendigos, viejos aristócratas y niños, que constituyen este universo, además de los payasos, los únicos que resisten el paso del tiempo y las transformaciones sociales que lo acompañan. “Alegría” es lo más parecido a un carnaval, que rememora los circos familiares ambulantes que recorrían Europa hace algún tiempo.

Toda esta maravilla tiene un origen: la compañía fue fundada en 1984 por Guy Laliberté y Daniel Gauthier en Canadá. En este momento tiene 3.000 empleados en todo el mundo, procedentes de 14 países distintos. El espectáculo está dividido en once números, en los que se contraponen los representantes del Viejo Orden, vestidos con telas de rico colorido, con los del Nuevo Orden, formado por los Bronx y las ninfas, ataviados con materiales sintéticos. La acrobacia, el contorsionismo, el equilibrismo, los trapecios sincronizados, los payasos o el malabarismo son algunos de los ingredientes que nos harán quedarnos con la boca abierta.

Sólo como curiosidad: la maquinaría del espectáculo moviliza a 60 camiones que transportan 800 toneladas de material y equipamiento, y precisa de una plantilla de 40 técnicos y 100 ayudantes para el montaje, que dura ocho días. Y ahora viene la pregunta: ¿dónde se mete todo eso? Pues está instalado en  el Parque de la Peineta.

Como en cualquier buen espectáculo que se precie, la música juega también un papel esencial. La banda sonora –de la que se pueden escuchar algunos fragmentos en su página web-, está compuesta por René Dupéré, y bebe del jazz, el pop, el tango y el klezmer, utilizando instrumentos como el acordeón, el saxofón, el teclado o la guitarra.

En cuanto al desembolso económico, no penséis que esto va a ser como ir al cine, ya que los precios de las entradas oscilan entre los 28 y los 65 euros, pero merece la pena hacer un esfuerzo para disfrutar de este ejemplo de multiculturalidad, con un gran despliegue visual de luces, colores y sonidos.

Fuentes:
http://www.elpaís.es/
http://www.cirquedusoleil.com/
Fotos:
http://www.amazon.ca;
http://www.riminibeach.it/

1 Comentario

  1. para el que puso el comentario de arriba espero que el comentario sea producto de su ignorancia porque es uno de los mejores mas distinguidos y bien elaborados espectaculos del ,mundo ….hay que culturisarse un poco no?

Dejar respuesta