Un capítulo de la Historia: "Salvador Puig Antich"

0
137

Dirección: Manuel Huerga.
Países: España y Reino Unido.
Duración: 138 min.
Interpretación: Daniel Brühl (Salvador Puig Antich), Tristán Ulloa (Oriol Arau), Leonardo Sbaraglia (Jesús), Leonor Watling (Cuca), Ingrid Rubio (Margalida Bover), Celso Bugallo (Padre de Salvador), Joaquim Climent (Policía), Antonio Dechent (Policía), Carlos Fuentes (Paco), Joel Joan (Oriol), Bea Segura (Montse), Olalla Escribano (Inma Puig).
Guión: Lluís Arcarazo; basado en el libro “Cuenta atrás: Historia de Salvador Puig Antich” de Francesc Escribano.
Producción: Jaume Roures.
Música: Lluís Llach.
Fotografía: David Omedes.
Montaje: Aixalà y Santy Borricón.
Dirección artística:
Antxón Gómez.
Vestuario: María Gil.

Hace un mes más o menos fui a ver Salvador. Ésta película, que fue una de las tres candidatas que eligió la Academia de Cine de España para representarnos en los Oscars, y que ha sido recientemente galardonada con un Ondas, no ha tenido más repercusión que ésta. Solo dos semanas después de su estreno eran muy pocas las salas en las que estaba, apenas dos o tres en Madrid. “Salvador”, que a priori se presumía como polémica, que podía hacer una buena recaudación en taquilla por su buen reparto y que podía quedar como una película importante que habla sobre la historia de España, se ha quedado en un recuerdo lejano de lo que pudo ser y no fue. Es curioso como pasan las películas por nuestra vida, ¿no?, unas nos marcan para siempre y otras apenas existen para nosotros.

No voy a entrar en política, si es fiel o no, si hace propaganda o si es una película facilona. Lo que es cierto es que es una película que cuando terminas de verla te deja destrozada, con  pocas palabras y sin saber muy bien qué decir. ¿Y esto es bueno o malo? Pues yo creo que es algo que se agradece, lo positivo del cine es que provoque reacciones y ésta lo hace de esta forma que no suele ser muy habitual.

“Salvador” habla de dos momentos, por una lado cuenta la historia personal de este joven catalán, su vida, sus amigos, sus amores y cómo se va introduciendo en el Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), un  grupo Izquierdista formado por españoles y franceses que quieren conseguir dinero para apoyar a los sectores más combativos del movimiento obrero; y por otro, habla de su estancia en la cárcel a la espera de un consejo de guerra. Estos dos momentos están perfectamente diferenciados por intensidades, luces, colores y diferentes movimientos de cámara. Si en la época setentera de Salvador, tenemos movimientos rápidos de cámara y colores cálidos, su estancia en la cárcel es representada con colores fríos y  planos cortos y fijos.

Sin duda, si algo bueno tiene esta película es cómo contagia el sufrimiento que vive Salvador, su abogado y su familia, cómo hace sentir que estás ante una cuenta a atrás de algo que tú igual que los personajes de la película sabes que se va a producir. Aunque si es cierto que prolonga demasiado la agonía, y la escena final es más explícita de lo que el buen gusto requiere.

En cuanto a los actores, que hacen todos un trabajo realmente bueno, resaltar la brillante interpretaron de Daniel Brühl, sobrio, creíble y que su rostro muestra más de lo que dice con palabras, pero para mí la estrella de esta película es Tristán Ulloa. Éste borda el papel de abogado abnegado que hace hasta lo imposible por su cliente y el que sufre las consecuencias de involucrarse emocionalmente. Sin duda, todo un descubrimiento, sabía que era buen actor pero no tanto. Solo por su interpretación merece la pena ir a verla.

Más información: http://www.kaosenlared.net/ y www.salvadorfilm.com

1 Comentario

  1. Se acostumbra a decir que la realidad supera a la ficción en este caso es totalmente cierto. Lo peor que le puede passar a una vida humana es la incertidumbre de saber cuando vas a morir y con la poca esperanza de que te llegue el indulto. Recomiendo la pelicula por la injusticia que se le hizo a Salvador Puig Antich.

  2. Me parece un panfleto catalanista, media película se la pasan hablando catalán con subtítulos en castellano mal redactados y faltas de ortografía. Y al tal Puich nos lo quieren vender como niño bueno, pero asesinó a un policía, atracó varios bancos hiriendo a un empleado. ¿Injusticia? Según cómo y quien lo mire.

Dejar respuesta