Un campamento para la “muchachada”

0
172

El verano es tiempo para desconectar y dejar a un lado los problemas y responsabilidades del día a día y centrarse – por una vez – en la familia y los amigos. Irse de vacaciones al pueblo o a la playa, e incluso dejar que los niños se vayan de campamento y disfruten del aire libre y la actividad física. ¡Y cómo no! también es tiempo de ver cine, mucho cine. Esto es lo que debió pensar Flipy cuando se embarcó en este proyecto  que coge como nombre: Campamento Flipy. Proyecto del que es productor, guionista y actor y que nos traslada a un campamento de verano en Asturias para intentar enganchar a toda la familia y hacerles pasar un rato agradable.

Concebida como una película coral, Campamento Flipy, nos habla de un niño llamado Flipy que está empecinado en irse a un campamento de verano pero al que no le dejan ir. Su padre, que es un científico loco le da un brebaje que supuestamente le hará crecer y madurar. El problema surge cuando se dan cuenta de que en lugar de eso, Flipy se ha tomado una especie de pocima que engorda a los cerdos. ¿El resultado? Mismo niño con apariencia de adulto y al que le está empezando a crecer un rabo de cerdo. Con todo, al final consigue ir al campamento para niños humoristas y ahí empiezan las aventuras con la chica de ensueño (Marta Belmonte) y el malo malísimo (Pablo Carbonell) incluidos.

Uno de los aspectos que más ha querido destacar el equipo del film es el del concepto de cine familiar. Que la película está hecha para toda la familia. Así, Flipy cree que este film venía a cubrir “un hueco que había en la cartelera, no se hace mucho cine pensando en la familia“. Para conseguir atraer a mayores y pequeños han jugado con guiños y referencias: “hay montón de guiños generacionales, para que toda la gente un poco más mayor se divierta“. El actor Eoi Yebra (quien interpreta a uno de los amigos de Flipy en el campamento) concreta un pelín más ya que es una “película orientada a niños pero con muchos toques ochenteros para los padres“.

Uno de los aspectos más interesantes, o al menos de los que más llama la atención, es el de la mezcla de humoristas y cómicos “de varias generaciones”. Por un lado clásicos como Pablo Carbonell, Pedro Reyes y Rosario Pardo; mientras que por otro podemos disfrutar del humor de los chicos de Muchachada Nui. Un humor que aunque de forma sutil se aprecia en el filme como indica el propio Flipy: “el humor de Muchachada aparece en Cirilo, el personaje de Ernesto Sevilla“. A pesar de la diferencia de edad de los actores, “no hay diferencia generacional en el humor”, como bien comenta Rosario Pardo. Y menos cuando se juntan un Carbonell o un Pedro Reyes con un Raúl Cimas y compañía, ya que todos guardan un punto surrealista que les hace perfectamente complementarios.

Sin duda, otro de los alicientes es poder ver al humorista y actor gaditano en la piel del malo de la película, algo que nunca había hecho y que ha disfrutado. A priori, sí, puede resultar extraño verle como Don Carcajón, pero… “la maldad está escondida en caras muy dulces, mira por ejemplo a Acebes o gente así que parece el chico más majo y al final son gente perversa. La gente que tenemos cara de buenos somos los peores“.

¿Y por qué pasarse a una película con lo bien que les iba en la TV? Pues fácil, según Flipyhacer una película era el siguiente paso, habiamos hecho mucha tv y nos apetecia hacer cine“. El productor vallisoletano siempre ha sido una persona con muchas inquietudes, dispuesto a arriesgarse con proyectos nuevos: “siempre tratar que esas inquietudes que tienes ir cumpliéndolas poco a poco y siempre cosas que sean cercanas y que salgan un poco de lo que ya hay en el mercado“. Lo próximo que tiene en mente el científico de El Hormiguero y fundador de la productora Hill Valley es nada menos que el musical basado en Evil Dead, de Sam Raimi.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=bn7J_ZlxaEA[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=P9xw5ZjkF_c[/youtube]

Fotos:
Roberto García
Vídeo:
Javier Chavanel

Dejar respuesta