“Un buen equipo siempre se construye desde la defensa”

0
144

A veces la realidad supera a los sueños titula el lema de la presentación de trabajo de las categorías inferiores de la selección española de fútbol. Destinado a formar grandes jugadores con talento, Ginés Meléndez  Sotos–seleccionador nacional sub 19- expone de forma breve, risueña y con rigor los planteamientos principales que han conllevado a la consecución de los diferentes títulos de campeones de Europa y del Mundo desde la categoría sub 15 hasta la Absoluta y que han puesto de trasfondo mediático el enorme poder España como potencia dominadora del control del balón.
“Un buen equipo siempre se construye desde atrás porque la libertad del jugador obliga a estar de mediocentro para arriba. En la defensa debe de haber una estructura”, matiza el seleccionador albaceteño. “De los 11 jugadores de la selección Absoluta que jugaron la final de la Eurocopa de 2008, 10 futbolistas habían conseguido medallas en las categorías inferiores mientras los jugadores alemanes no tenían ninguna”, sentencia.

Los ganadores de la presente edición de la Eurocopa de Austria y Suiza del pasado mes de junio de 2008 responden a un grupo de jóvenes jugadores nacidos en las generaciones del 82, 84 y 86. El actual seleccionador sub 19 afronta con entusiasmo esta época dorada por la que atraviesa ‘La Roja’ abordando con cautela sobre el procedimiento a seguir para la cohesión de este nuevo grupo de jugadores españoles de fútbol. Configurar un equipo de trabajo de seleccionadores para ampliar y cubrir todos los ámbitos y elegir un sistema de juego son las bases fundamentales para la creación de un buen conjunto futbolístico. Ello facilita la progresión del jugador internacional. El sistema de juego de las diferentes selecciones nacionales de fútbol en nuestro país (1-4-3-3-1) es elegido por razones como la tradición de la cultura futbolística de España con extremos y por los extremos, utilizado para unificar el trabajo de las escuelas de fútbol de equipos de Primera división. Responde al mejor concepto de fútbol moderno y su versatilidad se puede convertir fácilmente en un sistema de juego 1-4-4-2 ó en un 1-4-3-3.

Claves del éxito
El objetivo general y primordial es formar jugadores para la selección Absoluta y para ello hay que seleccionar bien, enseñar a que aprendan a competir y seguir la profesión. Las cifras hablan por sí solas: con un total  de 7 equipos nacionales y 47 seleccionadores territoriales (sub 14, sub 16 y sub 18), el organigrama de la Selección es amplio y diverso. Según explica Ginés: El proceso de selección es riguroso y se escogen hasta 55 jugadores por puesto que están a las órdenes de los distintos entrenadores durante todo un año completo. Después hay un corte y se quedan 33, todos ellos entrenando alrededor de tres días de media a la semana. “El entrenamiento se coordina siempre con ataques organizados porque hay posesiones largas en tiempo y posesión del balón, por ello el contraataque es ocasional”, afirma profesor de INEF.

Asimismo, las condiciones para ser seleccionados como jugadores pasan por un esquema básico: las 3C (calidad, carácter y competitivo); las 2 V (velocidad física y mental y voluntad de triunfar) y 1E, el equilibrio psicológico para soportar las exigencias competitivas. Con toda esta ilusión y el enorme éxito cosechado por la selección española de fútbol, la nuestra, rompedora de audiencias televisivas… ¿podremos alcanzar el entorchado del próximo Mundial de Sudáfrica en 2010? En menos de dos años tendremos una respuesta…

Fuente de la imagen
http://www.marca.com

Dejar respuesta