Un Barça que gana y mantiene el liderato pero que no convence

1
280

El equipo del ‘Tata’ Martino sigue sin conocer la derrota, en parte por un soberbio Víctor Valdés, pero su juego dista mucho de la excelencia que se consiguió con Pep Guardiola. El equipo azulgrana sigue batiendo récords pero su estilo ha variado. Un Barça más vertical y con menos control de balón, pero con la misma efectividad en los últimos metros de cara a gol.

Neymar (21) durante su presentación con el FC Barcelona el pasado mes de julio. Foto: Basc catala (wikimedia)
Neymar (21) durante su presentación con el FC Barcelona el pasado mes de julio. Foto: Basc catala (wikimedia)

Sorprendentemente no solo ha habido un cambio en el estilo de juego, sino también en el jugador sobre el que recae todo el peso del equipo desde el comienzo de la temporada, que ahora sustenta Neymar. El brasileño lidera el Barça ante la baja forma de Leo Messi, ya sea por una mala planificación de la temporada -continuos viajes-, menos actitud mental, o bien, un miedo a lesionarse poco habitual en él. El argentino no ha comenzado la temporada como no nos tenía habituados. La última prueba la pudimos ver hace unos días ante el Betis, cuando en el minuto 20 de partido tuvo que ser sustituido por lesión. (El alcance ya lo hemos conocido. Sufre una rotura muscular del bíceps femoral de la pierna izquierda, lo que le alejará de los terrenos de juego aproximadamente entre seis y ocho semanas según el cuerpo médico azulgrana). Y ya han sido unas cuantas las lesiones o bajones físicos de Messi tras la marcha de Guardiola. Finalizó la temporada pasada mermado y en el arranque de este mismo curso sufrió una la lesión ante el Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Varias lesiones y varios porqués sin resolver.

Aun con la baja del astro argentino, el equipo sigue ganando. Su ausencia abre una variedad de posibilidades y cambio de roles en este equipo. En primer lugar la incorporación de Cesc Fábregas como falso nueve (ganando gran pase y asociación, llegada y juego de espaldas). En segundo lugar, con la posibilidad de disfrutar de dos bandas muy abiertas y rápidas con Neymar y Pedro. Basta detenerse en el primero, que está dando un rendimiento muy alto antes de lo esperado. Una integración bien llevada por Martino, que acompañan la magia y las ganas que el futbolista ha puesto desde el primer momento, le han hecho un fijo en las alineaciones del técnico. Muchos críticos le achacan falta de gol, pero también hay que observar el peligro que se genera a raíz de sus pases o todas las jugadas que comienzan en sus botas. Por otra parte, tampoco podemos olvidarnos de la doble V, Víctor Valdés, otra figura clave desde principio de temporada, salvando partidos desde el primer minuto de partido. En su último año en la casa parece haberse concienciado para despedirse a lo grande.

Ahora bien, dejando de lado el plano individual de cada jugador y centrándonos más en conjunto, podemos decir que este equipo no tiene la misma frescura que tenía años atrás. Es una obviedad que jugadores como Xavi, Iniesta o Puyol van cumpliendo años y que su fútbol puede estar mermando por ello. Pero también cabría lanzar una pregunta, recordando que el actual es un equipo que lo ha ganado todo: ¿cómo afecta y motiva en la cabeza de un jugador haber logrado tanto?

La última razón para explicar al nuevo Barça puede que no tenga nada que ver con lo físico y mental, y la causa descanse en un cambio de estilo implantado por Gerardo el ‘Tata’ Martino. Uno de los cambios más notables radica en los balones jugados en largo desde atrás, cuando antes la pelota se sacaba controlada hasta por el propio Víctor Valdés; también podemos observar una menor trascendencia en la posesión y una mayor verticalidad, cuando antes primaba el juego horizontal sin importar el tiempo que llevase llegar al área rival (incluso en eliminatorias de Champions decisivas y perdidas ante equipos como Inter o Chelsea); y por último, una menor presencia de perlas salidas de la cantera que, o bien, tienen que buscar su sitio en otras ligas (como fue el caso de Gerard Deulofeu), o bien esperar y luchar por un puesto que está muy caro por la gran competencia (Marc Bartra o Cristian Tello). Todas estas son algunas de las modificaciones que han ido apareciendo tras el rodaje del equipo de Martino, pero que a base de buenos resultados ha ido solventando notablemente sus compromisos, tanto en Liga como en Europa.

1 Comentario

Dejar respuesta