Un asado de cerdo equivale a 20 kilómetros en coche

0
121

16 mil locales de comida rápida liberan 2226 toneladas de Compuestos Orgánicos volátiles (VOC)

Comida rápidaLo que comemos afecta al medio ambiente mucho más de lo que pensamos. La llamada comida basura, que todos estamos cansados de escuchar lo perjudicial que es para nuestro cuerpo, también lo es para el medio ambiente. La hamburguesa por ejemplo, en el proceso para crear todos sus componentes y que llegue hasta donde va a consumirse, se deja una huella de carbono. Se liberan una cantidad de gases efecto invernadero que equivaldría a 2,5 kilos, dentro de los cuales el principal es el dióxido de carbono. Todo esto sin sumar las patatas fritas, en ese caso sería 2,2 kilogramos más de gases.

La mayor organización conservacionista, World Wildlife Fund (WWF), asegura que “si cada alemán renunciara a una hamburguesa semanal podría ahorrar tantos gases invernaderos como los producidos por un coche en 75 mil millones de Km”.

Un grupo de científicos analizó los gases invernaderos que se producen en la elaboración de los alimentos, en un estudio llamado “Cambio climático en el plato” . Con esto no tenemos que entender que hay que dejar de comer carne para circular en coche, sino que debemos hacerlo de forma moderada.

Otro aspecto importante que deberíamos cuidar es el tema de los envoltorios y el marketing que rodea a este tipo de comida, que siempre vienen envueltas en cartón, plástico o papel al igual que las patatas o la bebida. Por ello debemos encargarnos de reciclarlo tras su uso.

Si empezáramos a utilizar energías renovables o transportes eficientes para producir la comida basura lograríamos reducir la huella de carbono que dejamos, el problema con el que nos encontramos es que cada vez consumimos más carne y por ese motivo se destinan más tierras al cultivo de alimentos para los animales o para el pastoreo. En muchas ocasiones nativos sudamericanos son expulsados de sus tierras para utilizarlas con estos fines, donde la utilización de fertilizantes y pesticidas aumenta de forma progresiva.

Cada vez más personas sufren enfermedades cardíacas que se derivan por el excesivo consumo de carnes y grasas, es por esta razon que se deben buscar soluciones a este preocupante tema, que atañe a toda la sociedad.

Una alternativa a la carne es la comida biológica, que es aquella que se produce sin productos químicos y se procesa sin aditivos. Este tipo de comida se caracteriza porque no se pueden utilizar pesticidas ni herbicidas ni hormonas ni ningún otro producto semejante. Para poder ser calificada como comida bio tiene que ajustarse a las normas supervisadas por el Consejo regulador de la Agricultura Biológica. El sistema ha de ser tolerante con el medio ambiente y tener como finalidad evitar la contaminación. Los usuarios son cada vez más conscientes de la importancia de lo que comemos, es por este motivo que la comida biológica tiene cada vez un reclamo más alto.

 

Fotografía: Flikr

Dejar respuesta