Un amor imposible

0
170

Quién nos lo iba a decir. Enemigos reconocidos, posturas enfrentadas en la mayoría de las cuestiones de la agenda política y críticas en forma de cuchillos afilados de un bando a otro independientemente del motivo que fuere con tal de desacreditar al contrario resumen en pocas palabras la relación conflictiva y desencantada que han mantenido a lo largo de nuestra frágil democracia los dos partidos más votados por los españoles. Mire usted por donde, al final la coyuntura política ha conseguido lo que Shakespeare no pudo antes con sus tragedias: darle un final feliz al desamor.
Y así, después de dos semanas de idas y venidas PP y PSOE han declarado en una cariñosa dedicatoria de once folios su compromiso y su amor eterno, al menos durante los propios cuatro años, para que Patxi López se convierta en el primer lehendakari socialista tras casi tres décadas de gobiernos del PNV. Atrás quedan los sinsabores de una historia complicada por la distancia ideológica y por los celos y las desconfianzas mutuas.

No importa que las familias políticas se detesten como les ocurrió a Romeo y Julieta hace algunos siglos en la Verona de los Capuleto y los Montesco. Qué más da si el rojo y el azul son colores antagónicos y poco refinados para las bodas de conveniencia. Poco interesan ahora los reproches del pasado y los flirteos indecorosos con otros partidos que no hace mucho ponían tierra de por medio y apagaban la llama del debate parlamentario. Hoy, lo único importante es que pueden celebrar su unión, en otros tiempos prohibida por aquella vieja costumbre (ya en desuso) de no confundir la derecha con la izquierda, por mucho que le pese a Ibarretxe. Recuerden que en las nobles artes amatorias siempre sale alguien lastimado.

En fin, como dice el refrán, al final en el amor y en la guerra todo vale. Y en la política, también.

Fuentes del Texto:
Artículo de El País (30-03-09)
http://www.elpais.com/articulo/espana/pacto/PSE-PP/garantiza/anos/gobierno/Patxi/Lopez
Otras consultas
http://es.wikipedia.org
Fuentes de las imágenes:
Dibujo de Patxi López (www.elmundo.es)

Dejar respuesta