La UE se pone como objetivo un 2% de inflación: ¿lo conseguirá?

0
132

El 22 de enero conocimos los detalles del nuevo Plan de Draghi para dar un paso adelante en la crisis europea. El Banco Central Europeo (BCE) anunciaba su intervención monetaria más esperada desde que Mario Draghi, presidente de la entidad, dijera en 2012 que haría “todo lo necesario para sostener el euro” y solventar la crisis europea.

BCEDraghi manejará 60.000 millones de euros mensuales (45.000 en bonos del Tesoro, y el resto en activos privados) entre marzo de este año y septiembre de 2016. 19 meses de compra masiva de deuda pública y privada para reactivar la inflación. Lo que equivale a una inyección de algo más de un billón de euros. El Plan se mantendrá activo mientras sea necesario con el objetivo es conseguir el 2% de inflación. De manera que la deuda pública supondrá en torno al 75% de las inversiones.

A diferencia de los programas de compra de títulos anteriores, en los que se comparten los riesgos por hipotéticas pérdidas en la inversión, esta vez el BCE limita ese riesgo compartido al 20% de la inversión. El resto, un 80%, deberá afrontarlo el banco central del país, que es el que comprará los títulos emitidos por su Gobierno.

La reacción inmediata de las bolsas europeas fue optimista y casi todas cerraron su jornada en verde (valores positivos). Incluso la bolsa griega lo notó, caía su rentabilidad exigida ocho décimas. La prima de riesgo española, por su parte, cerraba la sesión en 95 puntos básicos, el nivel más bajo desde 2010. También cayó la cotización del euro frente al dólar, lo que se espera que se traduzca en un aumento inmediato de las exportaciones y del turismo.

El 1 de marzo entró en vigor este nuevo Plan, que se asemeja bastante al Quantitative Easing (QE) de la Reserva Federal de EEUU. El QE es el programa de liquidez (ya completado) de EEUU. Sin embargo, las dudas de los mercados todavía están ahí. Los temores de la crisis siguen aunque el BCE haya hecho una apuesta tan potente.

Hace apenas unos días, conocíamos que el 9 de marzo era el día elegido para que el BCE comenzar la compra de bonos. La fecha fue elegida en la reunión del Consejo de la entidad económica el 5 de marzo en Nicosia, Chipre. En la reunión el BCE también aprovechó para revisar al alza sus previsiones de crecimiento para 2015. Según sus cálculos el PIB de la Eurozona subirá un 1,15% este año y se prevé un crecimiento del 1,9% para 2016 y de más del 2% para 2017. El “Plan Draghi” empieza su andadura, ¿Conseguirá su objetivo?

Dejar respuesta