TVE, obligada a emitir en Prime Time la rectificación de José María García con respecto a su entrevista no emitida

0
183

El juzgado de instancia número 2 de Pozuelo de Alarcón ha dictado una resolución en la que obliga a TVE y a Javier Pons, director de la cadena, a emitir en horario de máxima audiencia la rectificación que José María García solicitaba, con motivo de la no emisión de una entrevista concedida a Jesús Quintero para su programa La noche de Quintero.

El popular periodista radiofónico hace así uso del derecho de rectificación, no contemplado en la Constitución de 1978, pero regulada desde el año 1984 por una Ley Orgánica de 26 de marzo.

Según la mencionada ley, “toda persona, natural o jurídica, tiene derecho a rectificar la información difundida, por cualquier medio de comunicación social, de hechos que le aludan, que considere inexactos y cuya divulgación pueda causarle perjuicio.
Podrán ejercitar el derecho de rectificación el perjudicado aludido o su representante y, si hubiese fallecido aquél, sus herederos o los representantes de éstos”.

Además, y según el texto de la ley, la rectificación deberá emitirse “con relevancia semejante a aquélla en que se publicó o difundió la información que se rectifica, sin comentarios ni apostillas”. Así, TVE se verá obligada a dar a conocer el contenido de la sentencia, así como el comunicado que García envíe, en horario de máxima audiencia, esto es, tras el Telediario 2.

El derecho de rectificación
Este hecho nos ejemplifica dos cosas. Por un lado, que TVE se equivocó –o la hicieron equivocarse- al no emitir una entrevista ampliamente publicitada, con el pretexto de que contenía “insultos, descalificaciones y ataques a terceras personas“. Esto ya se constató a través de la difusión de la entrevista en elmundo.es, en la que pudo comprobarse que, a pesar de la dureza de sus declaraciones, en ningún momento utilizó palabras que puedan calificarse como lo hizo TVE para justificar su actuación.

El segundo aspecto es la comprobación de que el derecho de rectificación es efectivo, exigible y reconocido ante los jueces y que merece la pena hacer uso de él, aunque se crea que no servirá de nada. En este caso, José María García pretendía demostrar el error cometido con la no emisión de la entrevista, así como que la justicia reconociese la nula base de apoyo de los argumentos sostenidos por la cadena estatal, limpiando asimismo la imagen del periodista y dejando claro a la sociedad lo que ocurre en ocasiones en los medios de comunicación.

Como estudiante de periodismo y casi universitario, no puedo más que felicitarme de que los tribunales hayan dado la razón a José María García, puesto que no hizo nada ilícito, simplemente abrir la boca contra los poderes fácticos que están, en la sombra, controlando buena parte del mundo político, empresarial y mediático de este país.

Da tranquilidad, además, saber que siempre se podrá hacer uso de este derecho, tanto por los periodistas, cuando su información sea interpretada de forma errónea o inexacta, como para los ciudadanos, cuando los profesionales de la información difundan noticias sobre hechos o acontecimientos que, o bien no son fieles a la realidad, o bien vayan en contra de los derechos de intimidad, privacidad, propia imagen o cualquier otro propios de todo ciudadano.

Fuentes de la información:
http://civil.udg.es/normacivil/estatal/persona/PF/Lodr.htm
(LO 2/1984 de 26 de marzo)
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/05/29/comunicacion/
(Noticia sobre la resolución judicial)
http://estaticos.elmundo.es/documentos/2007/05/29/pozuelo.pdf
(Resolución Judicial en PDF, disponible en la página de
elmundo.es)
Fuentes de las imágenes
http://www.beppegrillo.it/archives/fotografie/
(Dibujo)
http://www.elperiodico.com/EDICION/ED070511/CAS/FOTOS/EPP_ND/
(Foto Jose María García)

Dejar respuesta