Tu nombre (no) me sabe a yerba

0
93
Andy Murray (26) celebra su victoria sobre Fernando Verdasco (29). Fuente: Kate Battersby (www.wimbledon.com)
Andy Murray (26) celebra su victoria sobre Fernando Verdasco (29). Fuente: Kate Battersby (www.wimbledon.com)

No tendrá la ‘Armada’ representante en las semifinales de Wimbledon. Ni David Ferrer, que cayó ante Juan Martín del Potro (6-2, 6-4 y 7-5), ni Fernando Verdasco, que hizo lo propio frente a Andy Murray (4-6, 3-6, 6-1, 6-4 y 7-5) pudieron superar una barrera pocas veces derribada por los jugadores españoles. Grandes generaciones y figuras destacadas que han disfrutado sobre arcilla sucumbieron con facilidad en hierba, mostrando una incapacidad evidente para que brotara su juego sobre la superficie blanda.

La pradera londinense más exclusiva ha sido un territorio rara vez explorado por los tenistas españoles. Los de acá, tan de la tierra y de sus efectos, nunca han encontrado acomodo en unas pistas veloces, preparadas para un juego peculiar y que no se construyen en el seco territorio nacional. En los cuartos de final del torneo de Wimbledon Ferrer y Verdasco buscaban rebasar sus límites y entrar en semifinales. Caducó su ilusión en el intento. Los tenistas patrios, una vez más, fueron incapaces de pensar en verde.

Juan Martín del Potro y Andy Murray, los dos rivales de los españoles, comparecían con diferentes dolencias físicas. Mientras que la rodilla preocupaba al argentino, la espalda se convertía en la inquietud del británico. Ferrer, por su parte, afrontaba el choque convaleciente del tobillo. En el parte de lesionados no aparecía Verdasco. Exultante y poderoso con el saque durante todo el torneo, recuperó unas sensaciones que lo llevaron muy lejos algunas temporadas atrás y que lesiones pasadas alejaron.

Mandón el argentino con su servicio. Así abrió el partido Del Potro. Enfrente Ferru, sufría mermado físicamente y mostraba las costuras de su juego sobre césped. El primer set terminó con dos roturas de servicio de Del Potro sobre el alicantino y una sensación de apabullante suficiencia. El segundo lo alargó el de Jávea, que llegó a tener la iniciativa en el marcador. En el noveno juego, el argentino quebró su saque y certificó el 2-0 minutos después. La mejoría del español continuó en la tercera manga llegando al tie break. No pudo irrumpir Ferrer en la fortaleza del rival y después de un punto hermoso, finiquitado con un revés que superó la subida a la red del español, se acabó el choque.

Aparatoso vendaje lució el criollo en su rodilla izquierda. Ferrer intentó moverle, desplazarle en todas las direcciones posibles. Pero Del Potro alcanzaba cualquier rincón de la pista, exhibiendo capacidades para responder los cambios de juego de Ferrer. Quiso Ferru hacerle correr y no dejarle mandar en la cancha, tratando de que los problemas físicos se aliaran con él y terminar por agotar a su oponente. Pero cometió muchos errores, encontrando con frecuencia a la red y dejando pelotas muy cortas. En el otro lado, Del Potro jugaba sereno, sin tener la necesidad de forzar.

Verdasco no pudo mantener la jugosa ventaja que disfrutó después de las dos primeras mangas. Las tijeras de Murray fueron podando la diferencia y el escocés terminó imponiéndose. Una renta amplia quedó reducida a la nada. El jugador madrileño mostró en algunas fases poca resistencia sobre la pista, aunque en otras tiró de orgullo y casta intentando revertir una tendencia que terminaría llevándoselo por delante. Aguarda por un sitio en la final el polaco Jerzy Janowicz, un rival en principio asequible. La derrota de Fer es una doble oportunidad perdida.

Vencedor fue Murray, el chico escocés que juega con una muñequera con la bandera de la cruz de san Andrés, la de Escocia. Sobre su espalda, parece que menos maltrecha, recae el peso que soporta cualquier anfitrión. En el partido de cuartos resistió imponente las embestidas de Verdasco. Arriesgó el español en los últimos peloteos, recordando su valentía y descaro, pero el número dos mundial pudo obrar la remontada. Terminó la temporada de hierba para el tenis español, quizás la mejor de las noticias para quienes siguen sintiéndose ajenos en los jardines.

Dejar respuesta