La Central abre un nuevo establecimiento en Madrid con tres plantas, un sótano y más de 75.000 libros

1
466

La cadena barcelonesa de librerías La Central abrirá el próximo mes de septiembre una nueva tienda en Madrid. El lugar elegido es el centro de la capital, en un edificio próximo a Callao de unos 1.200 metros cuadrados, lo que se traduce en tres plantas y un sótano dedicados enteramente al mundo de los libros y la cultura.

Interior de la librería La Central en el Raval de Barcelona

La apertura de esta nueva librería se encuentra prevista para el próximo mes de septiembre y, físicamente, se encontrará en un edificio de 1880 que bien podría considerarse histórico. Dicho inmueble se sitúa en la calle de Postigo de San Martín, cerca de Callao, y cuenta con un total de 1.200 metros cuadrados que se reparten en tres plantas y un sótano, donde se integrará la amplia oferta cultural de la librería. Esta apertura es el resultado de un acuerdo entre La Central y el grupo editorial italiano Feltrinelli, que posee 104 librerías.

Antonio Ramírez, fundador de La Central junto con Marta Ramoneda, ha asegurado que los libreros clásicos tienen “poco juego en el campo de las ventas digitales” y que, por lo tanto, a ellos sólo les queda apostar por “la dimensión física”. “La librería como un lugar donde se encuentran personas reales con objetos concretos y en momentos específicos”, explicó Ramírez en declaraciones al diario El País.

La primera tienda de La Central abrió sus puertas en 1996 en Barcelona, específicamente en la calle Mallorca, y la  última será la sucursal de Callao. Con ésta serán ocho en total las tiendas de la compañía, que emplea a más de un centenar de trabajadores.

La Central ya poseía la gestión en Madrid de dos librerías tan destacadas como la de la Fundación Mapfre y la del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, pero la sucursal de Callao supondrá el estreno de la primera tienda “propia” en la capital.

El nuevo establecimiento madrileño ofrecerá algo más que libros, pues tendrá un restaurante y otros productos culturales. En las dos plantas superiores se colocarán unos 75.000 libros, correspondientes a unos 50.000 títulos multilingües. Asimismo, la tienda estará atendida por 18 personas y contará con un toque de “singularidad”, una cripta interior que la dotará de un ambiente “distinto”. 

 Imagen: gzd

1 Comentario

Dejar respuesta