Tras la historia de Cyrano de Bergerac

1
1297

El drama heroico, dividido en cinco actos y en verso, ha pervivido como un clásico del teatro francés hasta nuestros días. Sus innumerables adaptaciones y la historia que guarda tras las líneas escritas por Edmond Rostand, nos deja ver un relato romántico que era una alternativa al teatro realista popular, hacia finales del siglo XIX.

Estrenada en el Teatre de la Renaissance (París, 1897), la obra es asociada con el Neorromanticismo, pues junta elementos románticos (la musa Roxana) con la crítica a una época poco consistente en cuanto a libertad e ideología. De esta manera, Rostand, narra la vida de Hercule-Savinien de Cyrano de Bergerac: el cuarto hijo de Abel de Cyrano, un abogado del parlamento francés, y de Espérance Bellange. La mayor parte de la vida de Cyrano de Bergerac se desarrolló en París, donde fue considerado uno de los más importantes escritores del seiscientos francés. Era dramaturgo, novelista, autor satírico, epistológrafo e incluso, antes de morir, se encontraba escribiendo el primer capítulo de un Trattato di física.

Hercule-Savinien fue un personaje arrogante y controvertido; un ‘mártir libre-pensador’, como estima Paul Lacroix. Perteneció a la milicia francesa, en la que lideró batallas hasta recibir una herida en la garganta. A comparación del Cyrano de la obra, se casó en 1655 y tuvo tres hijos. Sin embargo, su sorpresiva muerte como consecuencia de las heridas que le causó una viga al caerle en la cabeza, sí fue llevada a los escenarios.

De esta manera, Edmond Rostand, toma la figura heroica de Cyrano de Bergerac y la matiza con un poeta inseguro de mostrar sus sentimientos a su prima Roxana; por un defecto físico: su enorme nariz. La ama en secreto y ella lo considera casi como un hermano, pues está enamorada de Cristián, otro soldado. La falta de elocuencia y tino de Cristián para enamorar a Roxana, hará que Cyrano le ‘regale palabras’ al joven soldado para afianzar su amor. Así, Cyrano pacta con Cristián escribirle cartas de amor a Roxana, lo que representa para él, una forma disimulada de confesar sus sentimientos. Roxana, conmovida por las cartas de Cristián, le cuenta que si bien su amor hacia él empezó por el atractivo físico, eso ya no le interesa. ¿Esto representa una oportunidad para Cyrano y una desventaja para Cristián? ¿Quién finalmente se queda con el amor de Roxana?

La obra Cyrano de Bergerac, es un clásico que trasciende fronteras. Guarda hilaridad y ternura en cada línea hasta el último acto. Ha tenido adaptaciones y diferentes interpretaciones a lo largo de su historia. La reconocida actriz Sarah Bernharth también interpretó a Cyrano en el teatro.

‘Es un personaje muy complejo, más allá de la apariencia física; psicológicamente tiene muchos lados. Es el mejor espadachín de su compañía, el líder capaz de pelear con veinte hombres al mismo tiempo. Pero también tiene ese lado de poeta, creador y artista, en contraposición a su dureza de guerrero. No acepta lo que le imponen’, cuenta Paul Vega, uno de los mejores intérpretes de Cyrano de Bergerac.

El actor peruano ha sabido asimilar el personaje del texto de Rostand y construirlo de una forma destacable. ‘La obra tiene mucho de humor. Cyrano es capaz de humillar o destruir a alguien no mediante la violencia, sino con el uso de la palabra. Es un reto el verso, en cuanto al manejo de texto para decir algunas ideas con estilo solemne pero sin restarle el lado poético’, enfatiza Vega, quien forma parte de un gran grupo de actores que vieron el lleno de las butacas en cada presentación de la obra.

Cyrano de Bergerac también se ha realizado en una adaptación venezolana, interpretada por Edgard Ramírez. Esta vez, Cyrano se traslada a un ámbito más actual, con lo que se modifica un poco su lenguaje sin perder la esencia del personaje.

Un drama heroico que toma al amor como protagonista. Sentimientos generacionales, disputas por la amada, la vida de un poeta que termina de forma peculiar, y una catarsis acerca de las ideas de libertad y justicia, es lo que Edmond Rostand nos quiere transmitir en cada una de sus líneas.

Fuente de las imagenes:
La Plaza Isil

1 Comentario

  1. el texto bien trabajado y una organizacion barbara. la historia es unica y es el tipico romance frenado por el factor fisico que viene desde la antiguedad hasta hoy 🙂

Dejar respuesta