“Trails”: 2.789 millas hechas música

0
463

Es jueves noche en Madrid, o como suele decirse en estos tiempos “juernes”, algo así como un adelanto de la fiesta del viernes. Un lujo para unos pocos suertudos que no madrugan al día siguiente. En la sala El Sotáno en el barrio de La Latina, cerca de la Plaza del Cascorro, nos preparamos para recibir a Dani Molino que en este último frío y lluvioso juernes de febrero presenta su trabajo “Trails”.

Según Google Maps hay 2.789 millas entre Nueva York y Los Ángeles en línea recta, o lo que es lo mismo, 4.489 kilómetros. Esa es la distancia que recorre “Trails”. El disco es fruto de una aventura, el testimonio directo de un proceso de crecimiento y conocimiento personal que llevó al artista a coger un avión en solitario para salvar la distancia entre la dos grandes urbes estadounidenses acompañado únicamente de su guitarra.

Mientras preparamos el equipaje escuchamos a Coffee&Wine o, mejor dicho, solo a Coffee. Ana Franco, la vocalista de este grupo —y también parte de la banda de Dani Molino— nos cuenta que su compañero está en la cama con 40 de fiebre, pero no importa, ella en solitario sale fabulosamente del paso y nos prepara para la larga travesía que nos espera.

conciertodani2
Ana Franco de Coffee&Wine

Un poco antes de las 10 de la noche se apagan las luces, el público aguarda en silencio y sale Dani Molino al escenario. Y casi sin ser consicentes, cerramos los ojos, nos dejamos llevar y volamos con su voz y su música hasta Nueva York para emprender el viaje. Vemos los rascacielos, el Puente de Brooklyn, Central Park y el Empire State y sentimos la emoción de emprender una nueva aventura; y el vacío, el miedo ante lo desconocido, ante la travesía aún borrosa que se abre y no sabemos qué aguarda.

En nuestro viaje pasamos por los bosques de West Jefferson, hacemos parada en Nashville, escuchamos, cantamos y sentimos el jazz en Nueva Orleans, sudamos con el calor del asfalto de la interestatal y la soledad que en ocasiones se clava como un puñal y viene cargada de recuerdos y nombres. Nos emocionamos juntos al ver el cartel que nos conduce a Los Ángeles, y gritamos, y saltamos de júbilo cuando sentimos las olas del Pacífico en California. Un total de doce temas que narran una historia, no solo el recorrido físico entre dos puntos, sino un recorrido espiritual: el viaje al interior de uno mismo.

conciertodani7
Dani Molino

El viaje termina en San Diego con You and I, una canción que expresa la nostalgia ante el regreso a casa, ante el viaje que termina y la vida que debe retomarse a la vuelta.

Además de su guitarra y su armónica que nos recuerda al más genuino sonido del country sureño, a Dani lo acompaña una banda que encaja a la perfección sobre el escenario. En esta ocasión también con una violinista invitada que se encarga de poner un toque personal, mágico —y mucho más nostálgico— a temas como Shelter from the Storm o ese You and I.

conciertodani8
Dani Molino y su banda en El Sótano

El disco se puede escuchar en Spotify y comprar en Itunes o en su web personal. Aun así tener la oportunidad de emprender este viaje junto a Dani en vivo y en directo es una experiencia altamente recomendable. Bon voyage!

 

Dejar respuesta