Tomar café con Valle-Inclán

0
231

Hay lugares que perduran a través de los años, lugares que ven cambiar todo a su alrededor, ven el paso del tiempo y de las personas, de las costumbres y de las modas, lugares que son testigos silenciosos de la historia de un barrio, una ciudad, o incluso, un país.

En Madrid existe uno de estos lugares, escondido en el cosmopolita barrio de Lavapiés, a diez minutos de la estación de Atocha, se encuentra el “Nuevo Café Barbieri” (calle Ave María 45)

Inaugurado a finales del siglo XIX el “Café Barbieri” surgió con la pérdida colonial española, vio pasar los inicios del siglo XX y la Guerra Civil, sobrevivió a 40 años de dictadura y asistió a la llegada de la Democracia antes de presenciar un tercer siglo de historia, rebautizado ya, como “Nuevo Café Barbieri”

Es difícil describir este Café, hay que estar en él para poder sentir como se para el tiempo. Al entrar, el cliente se sumerge en un ambiente bohemio, propio de los primeros años del siglo XX, las mesas de madera, los espejos en las paredes y la tenue luz que alumbra el local hace de este espacio un lugar íntimo al tiempo que nos ofrece una gran variedad de productos.

A destacar los zumos naturales y la gran variedad de cafés combinados que podemos tomar como sobremesa de una cena en alguno de los restaurantes de tapeo cercanos. También, para aquellos que empiecen la noche en este lugar, es obligado que prueben alguna de las copas que aquí se ofrecen.

Los precios, económicos, desde los 2€ de los cafés hasta los 6€ de la copa pasando por algunas tapas y pinchos a unos precios similares. Se pueden pasar horas aquí sin que el bolsillo salga perjudicado en exceso.

Sin embargo, este local guarda una segunda función. Además de poder tomar algo, podremos asistir a alguno de los recitales, conciertos, cuenta cuentos o proyecciones en pantalla gigante que se hacen en una parte del local habilitada a esos efectos, es muy recomendable asistir a ellas ya que suelen ser actuaciones y visionados que están fuera de los circuitos comerciales.

Si se busca relajación para después de comer, inspiración para escribir un libro o, simplemente, pasar un rato agradable en un entorno difícil de encontrar, el “Nuevo Café Barbieri” es el lugar idóneo. Poder sentirse como alguno de los escritores de principios del siglo XX está al alcance de todos aquellos que visiten este Café y que, además, quieran pasar a formar parte de la ya larga historia de este local del barrio de Lavapiés.

Fuentes de texto: Propias
Fuentes de imagen: www.elpais.com, www.madridhistórico.com

Dejar respuesta