Tom Hornsby: “La música creativa puede inspirar a que un músico busque su camino”

1
287

La Escuela de Música Creativa es un centro de enseñanza y creación musical que lanzó el pasado 18 de octubre su segundo trabajo discográfico, Intersecciones, conducido bajo la batuta de Tom Hornsby, director pedagógico de la escuela, y Juan San Martín, coordinador de estudiantes y profesor de la misma. Ambos han concedido una entrevista a La Huella Digital en la que cuentan sus funciones en el centro y sus impresiones acerca del nuevo álbum.

Tom Hornsby (director Escuela de Música Creativa)

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de sacar un disco?
Tom: Surge en el Departamento de Producción Musical, que comenzó con la asignatura de Informática musical por la que debían pasar todos los alumnos. Como parte de esta asignatura, los alumnos tienen que realizar unas prácticas que implican hacer un producto musical, con lo cual, si tocan un instrumento pueden tocar su parte pero necesitan de más músicos, de alumnos que les ayuden en los arreglos, en la grabación,…, y en esta escuela están esos ingredientes, por lo tanto, seria una locura no hacerlo ya que todos ganan con ello.

P.: En estos dos meses que lleva el disco en el mercado, ¿cómo ha reaccionado el público? ¿Cuáles han sido sus impresiones?
T.: Ha habido muchas impresiones y positivas. Hemos participado en diversos programas de radio y nos anima mucho que genere interés, que los medios de comunicación quieran saber más y que nos feliciten por ello.

P.: ¿Qué tipo de música se puede encontrar en el disco?
T.: Pop-Rock, Jazz, Jazz latino, música cubana, tango, canción de autor,… Está dividido de una forma que nos parecía interesante, en un disco doble, uno de temas vocales y otro instrumental.

P.: ¿Son producciones propias o ustedes les ayudan a crear las composiciones?
T.: Es todo iniciativa propia. El papel de los profesores es estar ahí y echar una mano pero, básicamente, son productos musicales absolutamente elaborados por los alumnos.

P.: ¿De dónde surge el título del álbum, Intersecciones?
T.: Lo que hemos descubierto con el disco es que es un proyecto que para llevarlo a cabo hacen falta alumnos de diferentes áreas de la Escuela. Por lo tanto, la canción es el punto de encuentro de todos ellos, la intersección de sus vidas. Sino hiciésemos estas cosas no se conocerían y no habría intercambio de creatividad.

Alumnos de la Escuela de Música Creativa

P.: Tres características por las que la gente debería escuchar este estilo de música.
T.: Porque es música interesante, creativa; porque es muy variada y porque creo que puede inspirar a que un músico busque su camino.

Juan: Porque es música original, hay libertad para el estudiante y por el respeto que merecen y el esfuerzo que ponen.

P.: ¿Se han cumplido las expectativas que esperaban con este trabajo?
T.: Creo que están más que cumplidas aunque siempre se puede mejorar. Pero los alumnos se sienten satisfechos con su trabajo y se dan cuenta de todo lo que han aprendido. Además, se trata de jóvenes con mucha creatividad, cuyo objetivo no es hacer algo como los demás, sino que tienen una inquietud de hacer algo nuevo con lo que saben y las herramientas que tienen.

P.: ¿Qué diferencia a la Escuela de Música Creativa del resto de centros de enseñanza musical, como pueden ser los conservatorios?
T.: Un factor diferencial es la flexibilidad y dejar que los alumnos cojan el hábito de tomar la responsabilidad de su formación, de que realmente ellos puedan buscar su camino y si tienen una idea de lo que pueden hacer, lo hagan. Además no están sujetos a un repertorio fijo ni a exámenes. Esto condiciona en gran medida la experiencia como alumno en comparación con un conservatorio más tradicional donde el camino está más marcado y uniforme. En este sentido, creo que los alumnos que salen de aquí saben de manera más clara lo que quieren hacer y tienen mayor confianza para afrontar retos reales porque es lo que han estado haciendo.

P.: ¿Cuáles son sus principales tareas en esta Escuela?
J.: Mi trabajo aquí es ser profesor de instrumento de bajo eléctrico, de improvisación y Combo (grupos de música).

T.: Mi principal tarea es escuchar las sugerencias y propuestas de todo el mundo que trabaja en este proyecto: lo que hacen, lo que les gustaría hacer, decir que sí a lo que es realmente interesante y organizarlo para que se haga realidad.

P.: Tom, como director pedagógico, ¿qué consejos les da a los alumnos?
T.: lo primero que necesitan saber es cómo es la escuela, porqué es así, porqué está organizada de esta manera,… Tenemos que explicarles a los alumnos que no vengan al centro sólo para asistir a la clase y tener contacto con el profesor y después irse a casa; si esa es su idea, hay que cambiarla. Por tanto, mi recomendación sería que se involucren en las actividades que hay, que tengan relación con los demás alumnos. Deben enterarse de dónde están, lo que pueden hacer y aprender de esas experiencias.

P.: ¿Qué tipo de música se interpreta en la Escuela?
J.: De todo tipo. Esto no es una escuela de Jazz, con lo cual aunque hay una gran cantidad de estudiantes que montan sus composiciones con un repertorio que tiene como raíz este tipo de música, no es exclusivo. Ello da cabida a muchos tipos de música: Pop, Rock and Roll, Rhythm and Blues,… En general, a toda la música popular que se comercializó en el mercado anglosajón de mitad del siglo XX. También hay música del mundo porque hay profesores que vienen de Cuba, Argentina, Venezuela,…, y cada uno tiene una visión particular aunque toquemos más o menos la misma música.

Alumnos de la Escuela de Música Creativa

P.: ¿Cómo ven los alumnos su futuro profesional en este campo?
T.: Pienso que con optimismo. Los alumnos que han llevado a cabo proyectos parecidos a los que se van a encontrar en el mundo exterior son los que tienen mayor preparación. Las oportunidades que hay son muchas más de lo que uno pueda pensar. La música-arte está en muchos sitios que nos rodean como en la publicidad, en el teatro, en el estudio de grabación,…, ofrece muchas posibilidades. La cuestión es cómo estás de preparado para meterte en un mundo tan competitivo ya que no van a esperar a que tú aprendas determinadas herramientas. Si estás preparado, hay optimismo.

P.: ¿Algún alumno de esta escuela ha llegado a consagrarse en la música?
J.: He tenido la satisfacción de ver que alumnos que empezaron conmigo a tocar, sin saber nada (pero con gran capacidad y talento), aprovecharon el tiempo y les va muy bien. Un ejemplo es el de un bajista que integra un grupo y que ganó un  festival en Mallorca. También hay alumnos de hace más años y que trabajan con gente muy potente y están en primera línea de músicos de sesión o bandas de algunos artistas como Niña Pastori, Miguel Bosé,…

Fotografía: Cristina de Fermín / Imágenes cedidas por Tregón Comunicaciones.

1 Comentario

Dejar respuesta