¡Todo un equipo!

0
347

El Barça de Guardiola –o el impresionante remake del Dream Team– es, hoy por hoy, el conjunto que más valores éticos y estéticos encarna (sin perder de vista la victoria) de Europa.
Practican un monólogo futbolístico de tanta altura que, a veces, se olvidan de disparar a puerta. Viven para el toque. Se permiten el lujo de ralentizar el regate, como si el equipo de enfrente disputase la Tercera División. No, perdón, eso suena a descalificación; recapitulemos: Son tan generosos que no se reservan ningún cartucho. Desean hacernos partícipes de su manera de trabajar (o, mejor, de divertirse trabajando) en equipo. Porque no podemos hablar por separado, para referirnos al Barça actual, de Iniesta, de Xavi, de Messi o de Eto’o (a pesar de todas y cada una de sus intervenciones o definiciones magistrales), sino de un estilo, de una manera de ver el fútbol.

Un entrenador en el césped
Por mucho que así lo atestigüe su trayectoria, el actual técnico culé no tiene ni un pelo de novel: cuando era un jugador profesional (y de esto no hace mucho) ya leía los partidos dentro del césped. Pep Guardiola era (y es), en efecto, la prolongación del más preciosista –y efectivo– de los maestros: Johan Cruyff. El entrenador más atractivo de la Liga gesticula ahora –fuera del terreno de juego– igual que entonces: arquea las cejas, se rasca la cabeza, levanta el brazo… y mide todos los espacios que aún no existen. Nunca poseyó una técnica exquisita este centrocampista organizador (en la Masía, Cruyff introdujo, personificándola primero en Milla y luego en Pep, esa posición eje con características diferentes al pivote defensivo y al mediapunta, a fin de garantizar una ordenada transición defensa-ataque), apenas llegaba a puerta, no era rápido con el balón en los pies, y, sin embargo, fue probablemente, durante no pocos años, el jugador más inteligente de Europa. Con el permiso de Redondo, nadie como él distribuía el esférico. ¡Y cómo corregía a sus compañeros sin perder de vista los futuros movimientos del rival!

¿Quieren que vaya al grano? Bien. El partido que enfrentó el pasado 2 de mayo al Real Madrid con el Barcelona (¡2-6!) fue un reflejo perfecto de la trayectoria de cada club en este curso que ya toca a su fin. Las individualidades a trompicones frente al trabajo en equipo con magias individuales. El oportunismo frente a la inteligencia. El empuje frente al enfoque… Ustedes, que presenciaron a un Gago eternamente desbordado, a un Messi convirtiendo en virtudes sus supuestos defectos (poca corpulencia), a uno de los mejores porteros del planeta (Casillas) desesperado, a un Xavi leyendo los pensamientos de su técnico –he aquí el remake de Guardiola y Cruyff–, a un Henry tan determinante como en los tiempos del Arsenal, saben de lo que hablo…

Un fútbol ideológico
Ya ven, pese a que no soy el fanático futbolero de mi infancia o adolescencia (cada vez soporto menos partidos completos), me siento orgulloso de seguir al conjunto que más valores éticos y estéticos encarna, sin perder de vista la victoria, de Europa. Cuando tenía unos cinco años (por aquel entonces ya empezaba a hacer mis pinitos periodísticos recomponiendo las características y la trayectoria de mis jugadores más admirados: Baggio, Stoichkov, Overmars…), recuerdo que le dije a mi padre: “¡Voy a ser del Barcelona!”. Y él (que siempre había seguido más a los equipos asturianos, especialmente al Real Oviedo), perplejo ante mi decisión, me dijo: “¡Estupendo!”. A partir de entonces él también se hizo –o se hizo más, si cabe– del Barça. ¡Aquel Dream Team me dejaba con la boca abierta! Laudrup (otro que se sabía de memoria el esquema) pasaba sin mirar la pelota a Romario: y éste se inventaba, con una calma envidiable, jugadas de dibujos animados, como hubiera dicho Valdano. Y si había rotaciones (que las había, y bastante más acusadas que en el Barça de hoy), apenas las notabas: la manera de encuadrar el fútbol se antepone a cualquier excentricidad individual.

“No podemos renunciar a lo que hemos sido”, apuntaba Guardiola en la víspera al exuberante partido. Y Metzelder, por su parte, espetaba: “El buen estilo de jugar al fútbol nos da igual”. Para que luego digan algunos que la ideología (que es un amplio sistema de conceptos y creencias: y, por ende, toda una manera de ver el mundo, no lo olviden) sólo se refleja en la política…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=vazYBYEQ3ng[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=DNhIWqI0tRg[/youtube]

Fuentes de la información:
El País, 02/05/2009
El País, 01/05/2009
Fuentes de las imágenes:
El País, edición digital (03/05/2009)
El País, 02/05/2009

Compartir
Artículo anteriorLaura Pausini se reencuentra con el público español
Artículo siguienteTierra

Periodista cultural y escritor nacido en Santiso de Abres (Asturias), en 1987. Es licenciado en Periodismo por la Complutense y Máster en ‘Investigación en Periodismo: Discurso y Comunicación’ por la misma universidad, donde ultima su tesis: ‘La metáfora en la poesía de Antonio Martínez Sarrión’. Es jefe de la sección de Folio en Blanco en LA HUELLA DIGITAL y colabora en el diario lucense ‘El Progreso’, en cuya redacción ha trabajado. Ha escrito artículos culturales para diversas publicaciones, como el periódico asturiano ’La Nueva España’ o ‘Revista de Letras’ (canal oficial de libros de ‘LaVanguardia.com’). Es autor del poemario ‘Camas de hierba’ (Vitruvio, 2011). Su lírica ha aparecido en diversas revistas poéticas y ha sido antologada en las obras colectivas ‘Amores infieles’ (2014) y ‘La primera vez… que no perdí el alma, encontré el sexo’ (2015), ambas editadas por Sial-Pigmalión y coordinadas por Antonino Nieto Rodríguez. También ha participado como narrador en ‘Cuentos y reencuentros’ (Laria, 2009), antología colectiva coordinada por Tino Pertierra. Escribe letras en gallego —su lengua vernácula— para la banda Foxnola. El líder de dicho grupo, Abel Pérez, musicó, para su anterior proyecto musical (Os Folkgazais), un poema de Acebo, ‘Desafío’.

1 Comentario

  1. Muy buen articulo amigo Hector. La verdad es que soy madridista pero me quito el sombrero ante este Barsa porque es un equipazo y si tenemos q perder q sea ante equipos como este. A nosotros nos queda el consuelo de pensar en el año que viene y en el de tener a una afición ejemplar. El comportamiento del Bernabéu el sabado es para enmarcar y más teniendo en cuenta la dureza del momento con un Madrid humillado por su eterno rival. Me siento muy orgulloso de ser madridista, Hector y se que los del barsa tambien os sentis muy orgulloso viendo lo del otro dia. Enhorabuena!!

  2. Bueno… eso de afición ejemplar jaja. Si parece que en lugar de ir al campo van a la ópera. Sólo animan cuando el madrid marca y a la mínima te echan a los leones.

    Héctor… leyendo tu artículo a uno le dan ganas de hacerse del barça jajaja

  3. Gracias a los dos por el comentario y por la lectura. Por supuesto que debemos sentirnos orgullosos de nuestros equipos. Unos equipos que nos han regalado tantas noches mágicas. Zidane, Laudrup (por partida doble, como Ronaldo), Romario, Rivaldo, Messi… ¡y que la pelota siga rodando! Los equipos grandes, me decía David, tienen sus ciclos. Y es cierto. Las dos filosofías de juego de cada equipo, tan diferentes en cuanto a la “ideología” (como decía en mi artículo: los culés siguen el “fútbol total” de la Naranja Mecánica y del Dream Team; y los blancos no tienen un estilo de juego claro, sino que juegan a trompicones y ganan tantos partidos gracias a los destellos de los grandes jugadores que tienen), pusieron en su sitio al Barça, pues los puntos no hacían la suficiente justicia: este año todos los equipos que le preceden parecen de “otra” división.

  4. Dani, me refiero ejemplar a su comportamiento en un partido tan duro en el que tu eterno rival te humilla de esa forma. no cayo ni un papel al campo en las celebraciones, no hubo insultos graves desde la grada. En lo de animar al equipo si es cierto que tengo algo de queja, pero cuando animan cuidado. El otro dia me impacto ver al Bernabeu con 2-4 cantando el célebre: “Hasta el final, vamos Real”, en todo caso, yo quiero que la afición entre la que me incluyo sea como la del otro día, respetuosa y señora.

  5. Cuando animan cuidado sí, pero el problema es que animan poco. El problema es que son, como bien dices, demasiado “señores”.

    Yo, para el mejor equipo de mundo quiero la mejor afición, una afición respetuosa y pasional, que se entregue por completo al equipo gane o pierda, y no una afición respetuosa y señora.

    Quiero una afición como la del Liverpool, la del Atleti, la de la UD, e incluso, la de Can Barça.

    El problema del Madrid es haberse creído en la excelencia cuando no lo estaba, y ver a todos los demás como inferiores. El fútbol no es cosa de señores, sino de la gente.

    ¿El 2-6? merecidísimo. El madrid tiene que recuperar sus valores y la humildad. Algo que se perdió con la marcha de los Del Bosque, Redondo, Makelele y compañía. Y algo que Calderón se encargó de encontrar para destruir del todo.

    Esta humillación frente al Barça tendría que servir como punto de inflexión: tanto para el equipo como para la afición.

  6. Venga niño vamos a discutir de tonterias, como te he dicho antes, yo quisiera que el bernabeu empujara mas al equipo, pero en cuestion al trato que se da al equipo visitante no me cabe la menor duda de que es la aficion mas respetuosa que hay. Tu crees sinceramente que la aficion del Barsa es mas animosa que la del Madrid??? yo me rio de eso eh? y no por ser madridista, te hablo con conocimiento de causa, he ido a los dos campos y sinceramente, por mucho teatro que parezca el bernabeu, el aficionado del barsa es mucho menos animoso…A ti te gustan mas la aficion del Atleti o la del Liverpool? pues yo no voy a ser el que te haga cambiar de opinion eh? cada uno tiene la suya, y yo lo unico que comente en un principio en estos comentarios al escrito de hector es que me siento muy orgulloso de la aficion de mi equipo por lo que vi el otro dia, nada mas

    PD: La aficion de Las Palmas??? pero que aficion es esa?? Yo podria decir lo mismo de la aficion de “mi” equipo, el Mérida, pero eso tiene una explicacion lógica: esos equipos no tienen acostumbrados a sus aficionados a lo que les tiene el Real Madrid. Pero en fin, como te he dicho antes, cada uno tiene su opinión.

  7. Por cierto Dani, me parece muy bien que tu como culé, digas q la aficion del Barcelona es mejor, yo como madridista te dire que la mia es mejor, son discusiones de tontos. Pero..te quería hacer una pregunta: Cualquiera que te escuche diria que vas todos los domingos al Bernabeu…¿cuántas veces has ido? ¿y al camp nou? Solo era eso, buenas noches y buena suerte jeje

  8. Jajajajaja… te digo la de Las Palmas como la del Tenerife (por más que me pese) o la del Cádiz. Saben que sus equipos se dejan la piel y con eso les basta a sus aficionados.

    Que conste que yo también soy madrilista, pero tengo cierto criterio y sé reconocer cuando en algo hay equipos mejores. Y la afición es una de esas cosas (sin menospreciar a la gente del madrid). Sinceramente, yo tb he estado en los dos campos (y en el Atleti) y sus aficiones nos dan un repaso.

    No te discuto para nada que la afición madrilista sea muy respetuosa (al igual que muchas otras) que ante la evidencia no queda otra que aplaudir por el espectáculo.

    PD: El Liverpool tiene a su gente acostumbrada a lo mismo que el Madrid y aún así son más feroces animando.

    No te me enfades jajajaja

  9. Eeehhhh!!!! Que yo culé ni en la sopa jajaja no empecemos a descalificar xD

    Bueno… todos los domingos… hay que saber vender los argumentos con convicción jaja

  10. Mira Dani, y con esto termino mis intervenciones en esta noticia, dudo mucho que seas madridista, pero bueno si tu lo dices…No voy a tratar de convencerte de nada absolutamente ya te lo he dicho…
    Solo digo que espero que en el Bernabéu no se tire un día un cochinillo al campo, ni se tire huevos a nuestros jugadores como en el Calderon y se ponga a un jugador mítico como fue Kiko para el Atletico: “Kiko cojo muerete”, ni se les tire piedras a los coches y se agreda a los futbolistas como le hicieron a Lussenhof en Tenerife…

    Para nada me he enfadado jajaja, lo que pasa que esta conversacion que estamos teniendo tu y yo aquí es de besugos tio…

  11. Jajajaja, hombre… lo del cochinillo tuvo cierta gracia ¡a saber como consiguieron colarlo! jaja

    A ver… me has puesto ejemplos muy extremos… radicales y energúmenos hay en todas partes. No podemos generalizar de esta forma.

    ¿Por criticar cosas que no me complacen soy menos madrilista? No hace falta ser un fanático (no digo que tú lo seas) para ser más de un equipo que otro. Yo soy del madrid, pero ante todo soy del fútbol.

    Porque a ver… también critico otras muchas cosas y no por ello las siento menos. Creo más bien que es al contrario. Digo esas cosas de los merengues de forma constructiva. La opinión que tengo sobre la afición blanca está más generalizada de lo que te puedas imaginar.

    Jajajja, pues los besugos han dado que hablar xD… bueno héctor, aún no hemos llegado a las manos jaja

Dejar respuesta