Todo por resolver en el grupo A

0
101

El grupo A se resolverá en la última jornada tras la victoria checa por 2-1 ante Grecia y el empate entre Polonia y Rusia. En el encuentro de las 18 los checos marcaron dos goles en 5 minutos. La reacción griega llegó tarde y mal. En el otro encuentro Dzagoev se confirmó como estrella rusa y Polonia sacó casta para empatar.

Jakub Blaszczykowski

Grecia y República Checa inauguraron la segunda jornada de esta Eurocopa en el encuentro de las seis de la tarde. El seleccionador checo movió a Kadlec al centro de la defensa mientras que la principal novedad helena radicaba en la sustitución de Sotiris Ninis por Salpingidis.

Los centroeuropeos salieron a morder movidos por la necesidad tras la goleada que encajaron en el partido inaugural por lo que desde el principio atacaron la portería de Chalkias. A los dos minutos de empezar el griego Torosidis perdió una pelota aprovechada por los checos para iniciar la jugada del primer gol: Hubschmann puso un gran pase a la carrera de Jiracek, quien controló y definió para adelantarles. Tras esto los checos no cayeron en la autocomplacencia y continuaron dominando el choque de manera que solo dos minutos después aumentaron su ventaja. Jiracek dejó un buen pase a Selassie quien haciendo una jugada de extremo se la dio a Pilar para que marcase su segundo tanto en esta Eurocopa.

Los pupilos de Bilek continuaron mostrando un buen juego movidos por un sensacional Thomas Rosicky que por momentos recordó al jugador que maravillaba en el Borussia de Dortmund. Poco antes del descanso Fotakis marcó el primero para los griegos pero fue anulado por fuera de juego.

Tras el descanso la República Checa sustituyó a Rosicky afectado de un golpe. El cuadro checo se durmió en los laureles, cómodos en su ventaja, por lo que los griegos poco a poco se fueron adueñando del balón mientras sus contrincantes retrocedían bastantes metros la línea de presión. En el 52 Grecia recortó distancias gracias a un fallo garrafal de Peter Cech impropio para un portero de su categoría; un mal pase de Samaras le bota en las manos cayéndole el rechace a Gekas quien anotó a placer.

Tras esto Grecia trató de buscar variantes tácticas en busca de un empate que le daría alas para intentar la clasificación en el próximo encuentro frente a Rusia, para ello el míster griego quitó al mediocentro Fortounis dando entrada al delantero Mitroglou pasando a jugar el combinado heleno con dos delanteros y dos extremos con mucha vocación ofensiva como Salpingidis y Samaras, reconvertido hoy a esa posición.

Pese a la valentía de Grecia la falta de calidad técnica en las líneas finales fue una losa que no logró solventar por lo que no llegaron a inquietar realmente a Cech. La República Checa buscó en ese momento las contras aprovechando la velocidad del delantero Pilar para tratar de sentenciar el partido aunque con escaso acierto. Con este resultado Grecia queda última con un punto y la República Checa segunda con tres.

Cech

Polonia y Rusia se vieron las caras en Varsovia en un encuentro que se antojaba vital para las aspiraciones de uno de los anfitriones de la Eurocopa. El equipo de Smuda repitió el guión visto en el encuentro inaugural contra Grecia y salieron valientes confiando el peso del juego a la banda derecha y al acierto de Lewandovski. El inconveniente para el plan polaco tuvo nombres y apellidos: Viatcheslav Malaafev que ayer realizó una primera parte descomunal conteniendo el envite polaco.

Ya en los primeros minutos pudo adelantar a los anfitriones Boenisch que tocó un balón lo suficiente como para envenenarlo. Poco después la tuvo Lewandovski con un zurdazo que se le fue por poco. Los minutos pasaban y la recompensa polaca no llegaba hasta que a los veinte minutos de juego Polanski anotó el que hubiese sido el primer tanto de su equipo de no ser porque el linier indicó fuera de juego anulándose el gol. El cuadro eslavo no se desanimó y continuó atacando y presionando dominando todas las facetas hasta la media hora de juego que fue cuando Rusia despertó. Primero avisaron Arshavin y Kerzhakov pero el golpe lo asestó una de las revelaciones de la Eurocopa: Dzagoev. El jugador del CSKA de Moscú remató de cabeza un centro colgado de Arshavin para dejar a su selección en los cuartos de la Eurocopa.

Tras esto Polonia quedó KO pasando el control a manos rusas con un juego incisivo que obligó a la defensa local a estar muy atenta. El descanso le vino bien a los anfitriones para reponerse del golpe recibido y equilibrar un tanto el juego. A los diez minutos de la reanudación Blaszczykowski realizó una gran jugada individual consiguiendo espació para armar un potente disparo ante el que Malaafev no pudo hacer nada para desviar.

Con las tablas puestas el partido se convirtió en una moneda al aire: tan pronto atacaban los polacos, fundamentalmente buscando a Lewandovski, como eran los rusos los que creaban peligro gracias a la fenomenal asociación entre Arshavin y Dzagoev. Fue éste quien estuvo a punto de firmar un doblete con un tiro ajustado al palo detenido en el último momento por Tyton; dos minutos después el que se lució fue Malaafev deteniendo un disparo de Polanski.  A veinte minutos del final Advocaat dio entrada a Pavlyuchenko pero esta vez el espigado delantero no revolucionó el partido ya que los ataques de ambos equipos en los últimos 20 minutos fueron inertes. Finalmente reparto de puntos que deja el grupo A muy abierto: Rusia queda líder con 4 puntos y Polonia tercera con 2.

 

Imágenes: Ronnie Macdonald/Roger Gorczniak

 

Dejar respuesta