Todo por decidir

0
171

En la que se suponía jornada clave para el devenir de la liga nada ha cambiado. Todo sigue igual, ganaron todos los de arriba y en la parte baja de la tabla, el colista empató y el duelo por evitar el descenso entre Real Sociedad y Celta, acabó con la victoria de los donostiarras. Jornada pues con pocos cambios, pero con muchos goles, 42, y algún que otro récord superado.

El Real Madrid, en su primer partido defendiendo el liderato, lo aguantó, pero pasando más apuros de la cuenta. En una gran primera parte, los de Fabio Capello dominaron el encuentro y desperdiciaron numerosas ocasiones de gol que casi terminaron por lamentarse. El dominio en el terreno de juego no se transformaba en goles, y con el 0-1 se marcharon al descanso. La segunda parte fue clave. El segundo gol de los blancos, obra de Van Nistelrooy, de penalti, que sumó su diana número 22 y lidera la clasificación de pichichi, parecía dar a los blancos la confianza suficiente para verse más líderes. Pero tras el penalti cometido por Sergio Ramos y transformado por Jesús Vázquez todo cambió. El recreativo, que se jugaba sus opciones de UEFA se metió en el partido y puso en aprietos al Real Madrid. El segundo tanto local hizo las delicias de un público que empujaba a los suyos a la victoria. Sin embargo, y ya en el minuto 91 apareció Roberto Carlos para dar de nuevo el liderato al Real Madrid. En esos momentos lo tenía perdido y el Sevilla respiró de nuevo aires de liderazgo, pero por poco tiempo. Con esta victoria, el Real Madrid batió un nuevo récord histórico, siendo la temporada que más puntos ha conseguido sumar fuera de casa.

Hasta dos líderes distintos vio la clasificación en una tarde en la que el fútbol se vistió de goles y se volvió un poco más loco de lo habitual, pero es que en esta liga nada es como parece. El Sevilla, al que la resaca de la UEFA no le afectó en absoluto, venció al Deportivo de la Coruña a domicilio por 1-2. Los goles de Renato y de Kanouté volvían a subir al equipo hispalense al tren de la Liga, nada más bajarse del barco de la UEFA. Los de Juande Ramos no dan nada por perdido y no se conforman con los títulos logrados hasta el momento.

Uno de los platos fuertes de la jornada llegaba cargado de morbo al Calderón. El Atlético de Madrid que luchaba por conseguir un puesto en la UEFA se enfrentaba a un Barcelona en horas bajas. Si se hablaba que el Atlético podía, con su necesitada victoria, ayudar a sus vecinos y rivales blancos, el planteamiento del partido no fue tal. Un atlético desconcertado vio como la lluvia que caía sobre Madrid se transformaba en goles, uno, dos, tres y hasta seis recibieron los rojiblancos. Los de Rickjard no pierden de vista la liga y con 6 goles pusieron colorados de vergüenza a un Atlético apático e incapaz de hilar una jugada en el terreno de juego.  Tres goles en 10  minutos enervaron a la afición colchonera que comenzó a abandonar el estadio al ritmo de la lluvia. En la segunda parte más de lo mismo, y al Barcelona le salieron las cuentas: tres más tres, igual a seis. Seis tantos que le hacen seguir vivo en la lucha por un título que aún no tiene dueño.

En la parte baja de la clasificación, el Nástic sigue fallando y  con 25 puntos en 35 jornadas sigue colista. En esta jornada sólo ha sido capaz de arañar un punto, en un empate a 1 ante el Betis. Por su parte, el duelo en los infiernos, para evitar la quema, se libraba entre la Real Sociedad y el Celta. El Celta se hunde en un naufragio ante los realistas, 3 goles a 1 que lo dejan más cerca del descenso que de la salvación. Quema el fuego de segunda, pero todavía no hay descensos matemáticos.

Fuentes de la información:
Cadena SER
www.marca.com
Fuente de la imagen:
Informativos Telecinco

Dejar respuesta