“Todas las canciones hablan sobre mi”

0
196

Una comedia romántica en la cual el chico trata de olvidar a la chica, todo parece normal, pero la cosa se complica cuando te das cuenta de que tu ex compañera es la nota musical que da forma a tu vida.

Dirigida por Jonás Trueba, hijo del conocidísimo director de cine Fernando Trueba, (“Two Much”, “Sé infiel y no mires con quién”) estrena su primera película contando con Oriol Vila como Ramiro y Bárbara Lennie interpretando a Andrea, como protagonistas claves.

Ramiro y Andrea no rompen su relación por ninguna razón o motivo concreto, no hay celos ni infidelidad, y lo más llamativo, es que no ha desaparecido el amor entre ellos. Algo inexplicable, pero común. Nuestros personajes están de camino entre los veinte y treinta años, con una madurez propia del paso del tiempo, pero con resquicios de los intereses juveniles.

Jonás Trueba, en su participación en el programa de radio “En días como hoy”, declaró: “No aspiro a retratar a ninguna generación en particular; sería demasiado pretencioso por mi parte. En todo caso, y esto es algo que advertí más tarde, podría decir que se trata de la última generación que escribió cartas de amor a mano” y añadió “creo que el amor a los veintitantos todavía se puede abordar desde muchos ángulos novedosos y atractivos, repensarlo, y que se puede construir un discurso nuevo en torno a él”.

En este mismo programa, el joven director, comentó que el título de la película hace referencia a un estado de ánimo, cuando escuchas una canción, ves una película, abres un libro o recuerdas algo que te dijo un amigo.

La película recrea lugares y recovecos del Madrid de los Austrias, y espacios que podemos reconocer fácilmente (librerías, cafés, parques).

Una película muy literaria, con un narrador que nos pone en situación a cada personaje y que tiene como esencia especial, una canción para cada momento.

Fuente del texto
Elaboración propia
Fuente de imágenes
http://www.todaslascancioneshablandemi.es/

Dejar respuesta