The war on democracy

1
219

Se trata de una reveladora mirada llevada a cabo por el reportero australiano John Pilger a las políticas intervencionistas que Estados Unidos ha llevado a cabo en diversos países de América del Sur desde 1945. Para Pilger el discurso esgrimido por Estados Unidos acerca de la defensa de la democracia o alarmando de posibles riesgos en su seguridad nacional son solo burdas tapaderas de los verdaderos motivos que le mueve a injerir fuera de sus fronteras. A saber: apoyar a las minorías elitistas del país y así aprovecharse de sus recursos naturales.

El documental, que según las palabras de su autor “trata de la lucha de los pueblos para liberarse de una forma de esclavitud moderna”, realiza en la primera parte una entrevista a Hugo Chávez en la cual se tratan temas como el golpe de estado que sufrió el líder venezolano en abril de 2002 y que le tuvo secuestrado durante dos días, así como algunas de las políticas que ha llevado a cabo. Resulta paradójico que en dicha entrevista, el documental data de 2007, se omitiese que algunos medios de comunicación sufrían recortes en su libertad de expresión. Hace un año, Radio Caracas Televisión fue el último medio de comunicación en sufrir estos lamentables recortes en la libertad de expresión venezolana. Aquí se produce bajo mi parecer una situación que puede restar credibilidad a la película pues se le puede achacar a Pilger una descarada benevolencia a la hora de tratar con el presidente de Venezuela.

En la segunda parte se repasa algunos ejemplos de injerencia llevada cabo por el gobierno estadounidense en países como Nicaragua, Chile o Bolivia. Pilger realiza diversas entrevistas a miembros de la CIA, oficiales del ejército, historiadores, o ciudadanos que fueron testigos de primera mano de algunos de los acontecimientos que se cuentan en el documental. Mención aparte merece el diálogo que el reportero australiano mantiene con Duane Clarridge. La arrogancia y altivez del que fuera Jefe de la CIA para América Latina desde 1981 hasta 1984 es de tal envergadura que parece no darse cuenta de lo que pretende Pilger, que no es más que mostrarle de cara al público como un personaje vil que hace gala de una intolerable y petulante actitud mesiánica y de superioridad moral frente al resto. Es más, Clarridge se gusta tanto que, en el transcurso de la entrevista deja perlas del tipo: ante una posible amenaza Estados Unidos tiene derecho a invadir países y asesinar si está en juego su seguridad. Pero no acaba aquí la ristra de despropósitos. Pone en duda además que en Chile se diesen las grandes matanzas que se produjeron en el periodo de su mandato y durante toda la dictadura de Pinochet (1973-1990), así como de la labor de Amnistía Internacional.

Finaliza Pilger denunciando el olvido al que occidente está llevando a estos pueblos de Latinoamérica (con una mención también a Vietnam, Irán, Irak o Palestina) al obviar en nuestros medios de comunicación los avances que están realizando frente al poder imperial y los oscuros intereses que este tiene sobre las pretensiones democráticas de estos países.

Imágenes:
http://videoalternativoonline.blogspot.com/2010/10/video-documental-la-guerra-contra-la.html
http://esodicen.blogspot.es/1258585920/war-on-democracy/

1 Comentario

  1. A Radio Caracas Television no se le censuró, simplemente no se decidió renovar su licencia, puesto que utilizó su señal para ayudar al golpe de estado del 2002.

Dejar respuesta