The Good Wife es la serie que deberías estar viendo

0
137

Con cuatro temporadas a sus espaldas y una quinta en emisión, la serie se ha colado constantemente desde su estreno en 2009 en las listas de lo mejor del año en cuanto a ficción televisiva y se ha convertido una de las imprescindibles de ‘seriéfilos’ de todo el mundo, ¿te la vas a perder?

Necesitamos días festivos que celebren acontecimientos televisivos. Sí, lo que leéis. Por ejemplo, un día para conmemorar el final de Lost (qué pereza). O uno para recordar la primera colleja de Sole en 7 vidas. Las posibilidades son infinitas, pensadlo. Yo, por mi parte, pongo mi granito de arena proponiendo el día 22 de septiembre como día de fiesta nacional. No, mundial. ¿Por qué ese día? Por una sencilla razón: es el día que aterrizó en las pantallas estadounidenses la serie The good wife. Y su protagonista, la gran Alicia Florrick, se merece un día en el calendario para ella sola. ¿Por qué? Pues eso es lo que voy a intentar explicar.

104096_d316bAntes de nada, y como siempre me gusta hacer, unos pequeños datos sobre la serie: se estrenó en el año 2009 en la cadena estadounidense CBS y actualmente se encuentra de lleno en su quinta temporada. Cada temporada la conforman unos 22 episodios de aproximadamente 40 minutos de duración, perfectos para ver mientras se cena. La historia gira en torno a Alicia Florrick (interpretada magistralmente por Julianna Margulies, a la que conoceréis por Urgencias o, si no, por compartir película con Elsa Pataky, que todos tenemos un pasado), una abogada retirada para ejercer de madre y esposa, hasta que encarcelan a su marido, Peter Florrick (el único e incomparable Mr. Big de Carrie Bradshaw, Chris Noth para los amigos) por corrupción. Por si esto no fuera suficiente, se publican unos vídeos del susodicho en compañía de una prostituta. La vida de Alicia da un giro de 180 grados: debe abandonar su casa para mudarse a un apartamento más pequeño (qué tortura, ¿verdad?) con sus dos hijos adolescentes, Zach y Grace. Además, retoma su oficio de abogada en el bufete Lockhart & Gardner, en el que su antiguo compañero de universidad, Will Gardner, es socio mayoritario. Lo que nos da una importante lección: los enchufes no conocen idiomas ni fronteras. En cualquier caso, este punto de partida no hace más que crecer, hasta convertir esta serie en una de las mejores de la actualidad. Y no sólo eso, sino también una de las mejor valoradas (probad a buscar una crítica negativa en algún blog o revista, yo todavía no encontré ninguna).

¿Por qué The good wife me gusta tanto? Principalmente por sus personajes. Todos. De los principales a los esporádicos, pasando por los secundarios, la serie creada por Michelle y Robert King puede presumir de tener unos elencos más jugosos de la televisión actual. Y no lo digo sólo por el Globo de Oro de Julianna o el Emmy de Archie Panjabi (la enigmática Kalinda, investigadora del bufete), me refiero también a las apariciones estelares (en absolutamente todos los sentidos) de Michael J. Fox, Carrie Preston, Dylan Baker o Martha Plimpton. Cada capítulo en los que asoman la patita uno de los cuatro, sé que va a ser memorable. Si alguna vez salen los cuatro juntos, exploto del gusto. Memorable es también el personaje de Eli Gold (un absolutamente maravilloso Alan Cumming), cuyo papel en la serie no os voy a desvelar, porque se trata de que empecéis a verla con el menor número posible de spoilers. Y sin olvidar a Alicia, Santa Alicia, la gran Alicia, es EL personaje. Sus miradas, lo que calla, lo que dice, cómo evoluciona desde el primer episodio, cuando la vemos junto a su marido en mitad de una declaración pública sobre sus escándalos y, sobre todo, cómo todo eso cambia. Vamos, que en un concurso  de molar, no tendríais nada que hacer contra ella.

Otro aspecto realmente interesante de la serie son los casos que lleva el bufete de Lockhart & Gardner y, sobre todo, cómo se solucionan. Además, la galería de temas tratados en cada capítulo a través de estos casos judiciales, es enorme: racismo, corrupción, asesinatos, infidelidades, abuso de farmacéuticas y un largo etcétera. Cabe señalar, también, que los episodios no se desarrollan siempre de la misma forma (se presenta un caso al bufete, lo llevan a juicio, hay sorpresas, ganan/pierden), no. La fórmula varía, así como los escenarios y los puntos de vista. Como ejemplo, un capítulo que sigue las deliberaciones del jurado popular (al más puro estilo de Doce hombres sin piedad). Pero todo esto, me temo, lo tendréis que comprobar vosotros mismos.The_Good_Wife_Logo

Yo aposté por The good wife un poco tarde (de hecho, aún estoy con la tercera temporada). No deberíais dejar que os pase lo mismo.

Fotografía: Principal tomada del artículo: http://www.lahuelladigital.com/8-de-marzo-mujeres-en-la-pequena-pantalla/

Imagen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:The_Good_Wife_Logo.png

Dejar respuesta