Teletrabajo, una buena fórmula para conciliar vida familiar y laboral

0
137

Con el “Plan Concilia” que está preparando el Gobierno sobre el teletrabajo, dentro de apenas un mes 24.000 funcionarios que no prestan servicio de cara al público podrán trabajar el 40% de su jornada laboral semanal desde casa. Eso sí, será imprescindible que en su currículo tengan dos años de antigüedad y conocimientos informáticos. Éste es un claro ejemplo de cómo el paisaje laboral de nuestro país nada tiene que ver con el de hace dos décadas.

Si hasta ahora para muchos españoles trabajar como funcionario, tras haber superado unas duras oposiciones, era un chollo; a partir de que se apruebe dentro de un mes aproximadamente el nuevo decreto del Gobierno, se convertirá en un empleo muy difícil de rechazar.

Con el “Plan Concilia”, 24.000 funcionarios con más de dos años de antigüedad, conocimientos informáticos, comprometidos a respetar la protección de datos y cuyos puestos no presten servicio de cara al público podrán conciliar vida laboral y familiar, trabajando el 40% de su jornada laboral semanal en casa. Si llevamos la teoría a la práctica eso significa que este decreto servirá para que los funcionarios que cumplan con los requisitos indispensables para poner en marcha el teletrabajo puedan desarrollar la actividad por la que le paga su empresa tres días en la oficina y dos en el hogar. Según este documento en fase de aprobación, un superior supervisará el rendimiento de cada uno de estos empleados, profesionales que pese a no ser vistos por la inmensa mayoría de la sociedad como trabajadores competentes al 100%, tendrán el privilegio en ser casi los primeros en probar las virtudes del teletrabajo.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la llegada masiva de inmigrantes, el reto de conservar el medio ambiente, etc. exigen que se creen nuevos empleos y perfiles profesionales adaptados a la demanda de la sociedad. Desde que casi todo se puede hacer por medios digitales, se ha cuestionado mucho la presencia física en el centro de trabajo, dado que las nuevas herramientas permiten conectar con el empleado en tiempo real, así como con las sucursales y otras empresas. Gracias a ello muchas personas con serias dificultades de movilidad pueden trabajar desde su domicilio, y en profesiones que hasta hace poco nos sonaban a chino como: programador de sistemas software, diseñador web, programador de videojuegos, técnico especialista en mantenimiento de hardware, etc.

Aunque no hay datos oficiales, diferentes estudios aseguran que en España un 4% de empleados están sujetos a esta nueva modalidad laboral, una cifra bastante inferior a la de otros países del mundo desarrollado. De lo que sí están seguros los expertos es que dentro de pocos años puede ser una auténtica revolución, ayudando a aliviar parte de la congestión de tráfico que se produce con los desplazamientos diarios al lugar de trabajo. Y al disminuir las emisiones de CO2 expulsadas por los coches, se contribuirá a frenar el calentamiento terrestre, uno de los grandes problemas ambientales del planeta.

Fuente: Cuatro
Fotografía:
www.sobresueldo.biz/

Dejar respuesta