Té Experience

0
184

En esta ocasión, y haciéndome eco de las recomendaciones de una amiga, compañera de la facultad, me gustaría compartir con vosotros mi último gran descubrimiento, tan beneficioso como positivo y cuyas propiedades y utilidades pueden ser realmente útiles en épocas de especial estrés y tensión (la mía ya va llegando, y me temo que será de las peores de mi vida); si bien es cierto que esta infusión, el té, es magnífica para el cuerpo humano en cualquier situación y puede perfectamente ser una bebida degustada como cualquier otra en situaciones de ocio y relax, en mi caso particular he podido comprobar lo bien que sienta como sustitutivo de refrescos y cafés cuando el agobio asfixia y comprime.

Lo más atractivo y llamativo, en mi opinión, es la infinita variedad de exóticos sabores disponibles: maracuyá, caramelo, vainilla, multifrutas, canela, manzana, jazmín, naranja-limón, té negro, rojo, verde, blanco, azul, energéticos (hasta los encontré, en una tienda virtual, de chocolate blanco, tiramisú, caipirinha, mascarpone…lo que no se haya inventado ya…), así hasta 3000 clases diferentes, con excelentes propiedades reconfortantes, antioxidantes, restauradoras, revitalizadoras y refrescantes.

Después del agua, es la segunda bebida más consumida en el mundo –cerca de 1500 millones de tazas diarias-. Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, ayudar a eliminar las toxinas y para prolongar la juventud. Se puede servir solo o dulce, con leche, con limón, con hielo…contiene flúor, sales minerales, magnesio, calcio, potasio, teína e incluso algunas vitaminas. Mantiene la mente despierta, contribuye a disminuir la sensación de agotamiento y la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares, tiene efectos diuréticos, hidrata la piel, combate los estragos de los radicales libres y ayuda a mantener las células y los tejidos en perfecto estado. Se pueden adquirir en muchos tipos de establecimientos y en la Red a través de páginas Web de empresas especializadas en té, pero en Madrid hay numerosas teterías fantásticas, situadas en emblemáticos y atrayentes rincones de la capital, donde pasar la tarde en un ambiente sosegado y tranquilo, donde lo sirven de un modo algo más novedoso, peculiar y diferente. No tiene grasas, azúcar, calorías ni gas, por lo que se constituye como la mejor opción en los días en los que el calor aprieta. Nada más reconfortante que una aromática y sabrosa taza de té como bienvenida a este recién estrenado ‘verano’; seguro que repetís.

Fuente de las imágenes:
www.cafeyte.com
www.haagen-dazs.es

Dejar respuesta