Suspense y acción en “Sin Identidad”

0
339

En Berlín y acompañados del actor británico Liam Neeson nos sumergimos en algo más de dos horas en un viaje cargado de tensión y de mucha acción que mantiene expectante y entretenido al espectador. El protagonista de “La lista de Schindler” y “Los Miserables” deja patente en este film su enorme profesionalidad y sus grandes dotes artísticas en un género de acción que mucho ha ayudado en esta percepción.

Todo comienza en el aeropuerto de Berlín con la llegada del doctor Martin Harris y  su flamante mujer, Lisa, para asistir a la celebración de una cumbre de Bioquímica que tendrá lugar en un prestigioso y lujoso hotel alemán que reunirá a los mejores investigadores de esta especialidad. Al cruzar el umbral aeropuerto-calle la historia cambia, se trunca y se complica para el protagonista donde su identidad estará constantemente en entredicho.

Un film dinámico y fugaz donde el director, Jaume Collet-Serra, nos pasea por las calles de la capital alemana pero sin detenerse en resaltarlas ni sacar provecho de ellas, los interiores y lugares oscuros predominan en la película. En este aspecto, tenemos como referente último, la pasada película de Woody Allen (Medianoche en París). Poco tiene que ver la capacidad de uno y otro a la hora de cuidar y mimar la imagen de una ciudad, favoreciendo sin duda al director neoyorquino pero lo más probable es que este aspecto no fuese el objetivo principal de Jaume Collet.

De temática muy similar a películas como  “El Fugitivo” (1993) con Harrison Ford y Tommy Lee Jonnes; “El informe pelícano” (1993) con Julia Roberts y Denzel Washington, y, la última referencia  más acorde a este film en lo que a la pérdida de identidad  se refiere  está en mente la película de Sandra Bullock en “La Red” (1995). La diferencia principal con estas tres películas reside en que la calidad de ellas es muy superior a la que se comenta. El director deja cabos sueltos sin resolver que despistan y llaman la atención del espectador.

Sin duda lo mejor de este film es la presencia de Liam Neeson y al mismo tiempo debe descartarse en un terreno secundario a su acompañante de viaje, Diane Kruger, que ya nos tiene acostumbrados a esas escenas de huidas  y misterios continuos que a punto están de costarle la vida.

Mencionar que esos pequeños hilos sin solucionar deterioran la película, pero sin duda la tensión y  la acción presentes invita a uno a seguir paso a paso, casi sin pestañear, el cauce de la película para llegar al final y conocer por fin, un desenlace no poco sorprendente.

Fuente Texto:
Elaboración Propia
Fuente Imágenes:
http://www.google.es/search?um=1&hl=es&tbm=isch&sa=X&ei=Skg5Ts23FIiZ8QOlzJCKAw&ved=0CDgQBSgA&q=sin+identidad+diane+kruger&spell=1&biw=1152&bih=803

Dejar respuesta