Supersubmarina, energía y contundencia en la primera de sus dos noches en La Riviera

0
100

La banda de Baeza (Jaén) ofreció el pasado miércoles 12 de diciembre el primero de sus dos conciertos en la sala madrileña La Riviera, tras agotar las entradas para ambos eventos. Supersubmarina visitó la capital para cerrar la gira de Santacruz, su segundo disco largo, en un concierto intenso que hizo cantar y bailar a todos sus seguidores.

Supersubmarina se hace grande en La RivieraQue Supersubmarina se ha ganado un puesto bien alto en la escena “indie” española no es ningún secreto. Después del éxito cosechado con su primer disco de estudio, Electroviral (2010), y la publicación de tres EP’s, la banda andaluza ha llenado salas de conciertos por toda España, además de participar en numerosos festivales veraniegos. La prueba definitiva venía con el siempre temido segundo LP, que marca si un grupo se queda ahí o sigue avanzando. Con Santacruz (2012), Supersubmarina lo ha conseguido: tienen a sus espaldas una oleada de fans que no hace más que crecer. Y es que si llenar una Riviera es difícil, aún es más colgar el sold-out durante dos noches consecutivas, sin olvidar un concierto acústico más intimo que ofrecieron en la sala Independance (Madrid) este martes 11.

Ante el concierto que se avecinaba, el público aguardaba impaciente la salida al escenario de Supersubmarina, que apareció puntualmente ante una abarrotada Riviera. Sin mediar palabra, José Chino y los suyos comenzaron su actuación con “Para dormir cuando no estés”, un inicio algo lento para lo que nos tienen acostumbrados. En “Ana”, el público estalló y la dirección que seguiría el concierto empezó a tomar forma: una sucesión de temas de todos sus trabajos que fueron coreados por los asistentes. Después de la enérgica “El baile de los muertos”, el cantante agradeció el incondicional apoyo del público y continuaron tocando piezas como “LN Granada”, “Tu Saeta”, “El Encuentro” y “Canción de Guerra”.

Supersubmarina en La RivieraEl cuarteto formado por José Chino, Jaime, Pope y Juanca se ha convertido en quinteto en esta gira, pues han contado con la incorporación de Javier Serrano a los teclados, que se notó y mucho en este directo, enriqueciendo el sonido de la banda. Tras “De las dudas infinitas” llegó el turno de “Supersubmarina” y “Tecnicolor”, que anticiparon el tema sorpresa de la noche: “Elástica Galáctica”. Este hit de su primer LP se ha echado de menos en esta gira, por lo que fue una gran sorpresa para el público.

A pesar de que Supersubmarina no se caracteriza por interactuar demasiado con la audiencia durante sus conciertos, la banda hizo un esfuerzo y se mostró bastante cercana con sus seguidores. La contundencia de los de Baeza es una de sus mayores señas de identidad, y lo pusieron de manifiesto en canciones como “Santacruz” o “En mis venas”. Aunque en algunas ocasiones el sonido resultó demasiado bajo, la banda sonó fresca y llevó al éxtasis a todos los asistentes. Cuando parecía que la noche iba a llegar a su fin, los chicos de Supersubmarina hicieron el mítico bis con 6 canciones más, haciendo vibrar al público con su directo. “Kevin McAllister”, “Hermética”, “XXI”, “Niebla” y “Puta Vida” fueron los temas escogidos para cerrar la velada, tras las que vino “Cientocero”. Un final reivindicativo y muy apropiado para terminar el concierto, con el que Supersubmarina se despidieron de la Riviera hasta el día siguiente.

Una actuación que hizo que el público cayera rendido, una vez más, ante el pop de este joven grupo. Aunque su andadura es corta, Supersubmarina demuestran con cada directo que tienen bastante que aportar a la escena musical española. Eso sí, esperamos que no se despisten e innoven más en sus próximos trabajos. Porque llegar arriba es complicado, pero mantenerse es lo más difícil.

Imágenes cedidas por Sony Music Spain

Dejar respuesta