Superhéroes de cine

0
130

6939407880_3db1fd8f24_zEn el mundo de los cómics, no todo queda entre páginas. Son muchas las adaptaciones de los mejores tebeos que se han llevado a la gran pantalla. A pesar de que algunas no son fieles a los cómics, y por lo tanto, reciben duras críticas de los fans del soporte en papel, otras son un claro ejemplo de que la viñeta tiene un gran número de seguidores en el ámbito del cine. A continuación os dejamos un “top 10” de obras cinematográficas basadas en cómics.

 

1. Los Vengadores. Es el más claro ejemplo de lo que debería ser una película de superhéroes, ya que el espíritu y el estilo son típicos de cómic. No sólo es buena como adaptación, sino también como película. No toma el argumento de ningún cómic en particular, pero sí adapta la historia basándose en los primeros cómics de Vengadores, donde el malo es Loki, y en Ultimates, un reboot de Vengadores en el que se presentan de una forma más moderna.

 

 2. Batman (Saga). Son una versión moderna y realista de los cómics. Christopher Nolan, su director, se toma ciertas libertades a la hora de adaptar los personajes y la historia, pero siempre manteniendo el espíritu del cómic, por lo que resultan muy buenas adaptaciones. No son películas típicas de superhéroes sino más bien de cine negro, en la que el protagonista tiene dotes de superhéroe y una capa.

 

 3. Watchmen. Es considerado uno de los mejores cómics de la historia. Es imposible realizar una adaptación realista al cine, por la cantidad de historias que pasan a la vez y porque es una historia pensada para explotar las técnicas narrativas en un cómic. Su director, Zack Snyder, adapta por momentos el cómic viñeta por viñeta, pero cambiando detalles para que funcionen en el cine. No es una mala adaptación, teniendo en cuenta las dificultades expuestas, pero hay diversidad de opiniones acerca de la película, ya que los fans más fieles no han quedado satisfechos. Esto sucede sobre todo con el final, que es diferente en el cómic y en la película.

 

 4. V de Vendetta. Como película es buena, pero como adaptación no está del todo bien, ya que todo queda bastante trivializado, lo que apenas se nota en el cómic. Además, la película está muy suavizada en relación con la estricta caracterización que se encuentra en la lectura.

 

 5. Dredd. A pesar de ser una película que no está basada en un cómic en particular, mantiene una gran fidelidad a la hora de adaptar tanto la atmósfera como los personajes. Es una película simple, pero no por ello una mala adaptación de los cómics.

 

 6. Kick-Ass. El cómic está hecho de una forma muy cinematográfica, lo que facilita su adaptación, ya que con grabar panel a panel se puede hacer una versión bastante fiel. No sólo es una buena adaptación, sino que como película está muy lograda, algo en lo que la mayoría de los fans de su versión en papel coinciden.

 

 7. Thor/Capitán América/Iron Man. Estas tres películas no están basadas en ningún cómic concreto, pero son fieles en cuanto a personajes y situaciones y reflejan el clima narrado en los tebeos. La adaptación menos fiel es Thor, de la que podemos destacar que el personaje del “Destructor” no está bien caracterizado.

 

 8. X-Men. Trata un poco sobre el conjunto de varios cómics, sin basarse particularmente en ninguno. Fue la primera película de superhéroes que hizo que se empezara a explotar este género cinematográfico, debido al éxito que pareció tener tanto entre fans como entre no fans de los cómics.

 

 9. X-Men: Primera Generación. Es el ejemplo que demuestra que un cómic es un cómic y una película es una película; es decir, que sus medios son diferentes y que hay que saber adaptarlos. Es de las menos fieles a los cómics, pero es una buena película.

 

 10. X-Men orígenes: Lobezno. Para finalizar, un mal ejemplo. Esta película es el claro reflejo de una mala adaptación, al igual que de un mal film. En cuanto que adaptación, no es fiel a la historia que narran los cómics. En cuanto que película, no es coherente consigo misma. En definitiva, es la forma en la que nunca debería adaptarse un cómic a la gran pantalla.

Imagen: Propiedad de Matt Fergunson

Dejar respuesta