Sumisión Cultural

1
526

La reciente invitación del ex ministro británico de Exteriores y actual líder de los Comunes, Jack Straw, a las mujeres musulmanas de este país a quitarse el velo que les cubre el rostro ha levantado una gran polvareda política y las iras de los sectores radicales islámicos. El debate se ha instalado en cada uno de nosotros alguna vez : ¿Es el “hiyab” una seña de identidad cultural de las musulmanas o una muestra de sometimiento al varón?

Después de pensarlo mucho y leer acerca de este tema tan polémico,  me he posicionado del lado de los que piensan que el velo subraya el sometimiento y la discriminación de la mujer; ya que acentúa su diferencia con respecto al hombre.

No es un tema sencillo, nisiquiera yo me desprendo de mis raices culturales al hablar de él. Mis condicionantes una vez más, me juegan una mala pasada, y mi opinión no deja de ser fruto de mis valores y creencias formadas desde una determinada sociedad, religión y cultura.

Soy muy partidaria de la diversidad cultural, como fuente enriquecedora de las demás culturas y como derecho que tiene todo ser humano a no prenscindir de sus raices, no obstante, ésta diversidad no debe confundirse con el “todo vale”, ya que nuestras sociedades desaparecerían.

Me preocupa enormemente las palabras pronunciadas por el jeque Taj.-al-Din, líder musulmán de australia : “Si pones carne sin descubrir en la calle, en el parque o en el jardín y viene un gato y se la come ¿de quién será la culpa? Sin duda, el problema es la carne descubirta. Si la mujer estuviera en su casa, en su habitación con el hiyab puesto, nada le sucedería”.

Ahí tenemos el principal problema. La mujer debe ocultarse, porque la sola exhibición de sus cabellos es una provocación. Todo lo que le sucediese sería culpa suya, ella lo habría provocado. ¿Tenemos que consentir esta discriminación a la mujer en el S XXI?

En ocasiones se recrimina a las personas que piensan como yo, que pecamos de  conservadores, porque cada religión tiene sus creencias y sus señas de identidad.

Perdonen que les diga pero no considero que la discriminación y el sometimiento representado por un velo sea ninguna seña de identidad digna de ser aplaudidan y defendida. Hay que luchar, conseguir la igualdad de todas esas mujeres respecto a estos varones, que se creen con la potestad de elegir por ellas. Debemos proteger los valores de la igualdad. Bien está aceptar la diversidad y la libertad, pero no asumiendo un simbolo por el cual se castiga duramente a una parte de la población, más concretamente, al sector femenino.

Fotografía: elpaisdigital.es

1 Comentario

  1. Estaba buscado otra cosa pero me e dado cuenta que no manejas la sensibilidad cultural , personalmente me parece muy interesare esa cultura que aunque no es de mi raíz la respeto ya que cada persona maneja sus creencias tal vez usted lo mire como algo malo por lo que hemos aprendido en nuestras vidas pero para ellos no es así , lo correcto es lo que hacen y no tenemos el porque criticarles o juzgar , hay que aprender a aceptarlas tal y como son para una mejor convivencia.

Dejar respuesta