Soldado finiquita a Venezuela y reclama un puesto en La Roja

0
75

La selección española derrotó a Venezuela (5-0) en La Rosaleda de Málaga en una gran actuación del conjunto nacional. Soldado llegó, vio y marcó un excelente ‘hat-trick’ que le augura un puesto en la lista definitiva de Del Bosque de cara a la Eurocopa. En el centro del campo, la ovación de la noche fue para Silva, que se ha hecho sitio en el once titular. Además, Iker Casillas igualó a Van der Sar como el portero que más veces ha logrado terminar imbatido con su selección.

Roberto Soldado

El partido ante Venezuela sirvió a Del Bosque para decidir las posibles variantes del equipo ante una cercana lista definitiva para la Eurocopa. La vinotinto llegó al partido con el cartel de equipo complicado de superar, pero pronto claudicó ante la superioridad de España. El jugador del partido fue Roberto Soldado, que firmó un estupendo triplete y estuvo bien secundado por un centro del campo en el que destacaron Silva e Iniesta, que con sus combinaciones y paredes dotaron de creatividad al juego del equipo.

Desde el primer minuto, los chicos de Del Bosque controlaron el ritmo del juego y la posesión, que no perderían hasta el pitido final. Las primeras ocasiones no tardaron en llegar en dos sucesivos centros que sirvieron de aviso a los venezolanos, pero Ramos estrelló en la madera un gran cabezazo y Llorente, tras una larga jugada de toque, puso el balón en las manos del portero en un remate franco para el ariete del Athletic.

Por su parte, la pareja Iniesta-Silva no tardó en entenderse y en el minuto 16 fabricaron una hermosa jugada en la que el albaceteño estrelló el balón en el muñeco. El jugador del Barcelona no cesó en su empeño de perforar la portería contraria y, sólo unos minutos después, dejó el balón atrás para Llorente, que no pudo superar al portero.

Venezuela intentó frenar el caudal ofensivo del bloque español saliendo a la contra, pero los centrales de La Roja mostraron una gran rapidez y colocación a la hora de realizar las ayudas para frenar los contraataques. Iniesta, por su parte, seguía acaparando la atención y todas las jugadas de ataque pasaron por sus botas. Jordi Alba, que se estrenaba como titular en el lateral izquierdo, tuvo un gran ocasión en el minuto 25 al dar un pase de la muerte que se paseó por el área sin encontrar rematador. Tras varias ocasiones sucesivas de Llorente, Silva y Piqué, parecía que la primera parte estaba abonada al 0-0.

Sin embargo, Iniesta volvería a aparecer para romper el cerrojo de los venezolanos. Un rechace en defensa de los sudamericanos llegó a los pies de Cesc, que no tardó en encontrar al manchego, el cual disparó de primeras y ajustado al palo izquierdo para batir al portero con un gol de bella factura.

Con el primer tanto, Venezuela bajo los brazos, mientras España puso en práctica su fútbol de salón. Un precioso pase de tacón de Cesc llegó a los pies de Silva, que batió por bajo a Dani Hernández con un disparo cruzado que entró en la portería sin oposición.

El ‘show’ de Iniesta duró hasta que Cazorla le sustituyó en el descanso, pero España siguió a lo suyo. Soldado reemplazó a Llorente con las botas cargadas de energía y la portería entre ceja y ceja. En el minuto 49, la combinación Silva-Cesc encontró a Cazorla en banda, que puso un balón en bandeja a Soldado para que éste enviase a la red su primer remate. Cuatro minutos después, el matador valencianista aprovechó otro gran servicio desde la banda por parte de Arbeloa. Deseoso por hacer méritos ante el seleccionador, Soldado tomó la responsabilidad de tirar un penalti en el 64 tras una falta clarísima de Amorebieta. No obstante, el disparo salió de sus botas sin potencia y excesivamente centrado, fácil para Dani Hernández.

Con el 4-0, Del Bosque comenzó el carrusel de cambios para probar nuevas variantes de cara al torneo más importante de este verano. Repartió los minutos entre los titulares, dando entrada a Xavi por Xabi Alonso, a Puyol por Ramos y a Navas por Silva. A falta de un cuarto de hora para el final, Iker Muniain sustituyó a Fábregas y, nada más entrar, el jugador del Athletic estuvo a punto de marcar con un remate a bocajarro que desvió el portero venezolano, el mejor de su equipo a pesar de la goleada. El meta sudamericano volvió a evitar poco después el tercero de Soldado, que estaba empeñado en llevarse el balón a casa y ganarse un puestos entre los mejores del país. Jordi Alba le ayudó en el 85 tras un caño espectacular y un pase de la muerte que el valenciano sólo tuvo que empujar a la red.

Asimismo, Casillas logró igualar el récord mundial de imbatibilidad de Van der Sar, que había dejado la marca en 72 partidos sin recibir un tanto. En los 128 partidos que suma con España, el mostoleño ha encajado 75 goles en total.

Imagen: Angelnavarro5

Dejar respuesta