Solbes no da para más

0
195

Negra semana para el señor Solbes, vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía. Si la pasada la acabó corrigiendo las previsiones macroeconómicas españolas, lo que ha ocurrido después le colocan en una difícil situación. Las correcciones y el “toque” de atención desde Bruselas, la rebaja de calificación crediticia del Estado o los últimos datos del paro le sitúan en el centro de todas las miradas. Solbes ha asegurado que ha utilizado todo el margen que tenía contra la crisis. El ministro no da para más.
Si ya le pasó factura la negación continuada de la crisis, llamando antipatriotas a todos aquellos que anunciaban su llegada a España, la elaboración de los presupuestos de 2009 (por cierto, ya aprobados) basándose en un crecimiento de un 1% y demás contradicciones de un Gobierno atado de pies y manos (económicamente hablando), ahora no ha tenido más remedio que corregir las previsiones previstas para los próximos años.

Y el resultado es demoledor… España, según Solbes, tendrá una contracción del PIB del 1’6% este año. Pero, mágicamente, pasaremos a un crecimiento positivo del 1’2% en 2010, según él. Desde Bruselas, Joaquín Almunia corrige y sitúa la caída en un 2%, continuando esa tendencia en el siguiente año. En cuanto a los datos del paro, aunque el ministro asegura que no se superarán los cuatro millones de desempleados, la Comisión Europea no descarta tener una tasa cercana al 20%.

¿Y qué ocurre con el déficit? Parece no importar mucho que del 2% de superávit que tenía el Estado hace un año, se haya pasado a superar ampliamente el 3% que permite la Unión Europea y que se refleja en el Pacto de Estabilidad. El Estado se endeuda. Los famosos 400 euros y el cheque bebé acabaron con nuestros ahorros y el déficit ha sido alimentado por las medidas anticrisis. Para colmo del señor Solbes, un nuevo varapalo respecto a este asunto consiguió estropear aún más la semana.

El lunes se concretó la amenaza de la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s y rebajó la nota crediticia de España. Para el señor Solbes no es preocupante puesto que para él “se pasa del sobresaliente al notable alto”. Conviene explicar que lo que hacen estas agencias de calificación es analizar el riesgo que tienen los países de no pagar su deuda. Para realizar todo lo que prometen, necesitan dinero y la forma de pedirlo es a través de los bonos y letras del Estado. De esta forma, se “presta” liquidez a los diferentes países que éstos devolverán más tarde con intereses a los propietarios de esos bonos.

Pues bien, no hay que echarse las manos a la cabeza ya que la deuda que emite España es segura pero no hay que pasar por alto el mensaje de Standard & Poor’s de un deterioro de la situación económica española. ¿Principal consecuencia para las emisiones de deuda de los Estados y las compañías privadas? Tienen que elevar los intereses que pagan por la creciente desconfianza en un país que está sumido en recesión y con un enorme déficit exterior.

Por lo demás, hay que destacar la “brillantez” del que para Zapatero era uno de los mejores economistas del país, el señor ministro de Industria Miguel Sebastián. Para terminar de bordar sus medidas fracasadas al frente de su cartera, ahora nos dice qué tenemos que consumir y dónde tenemos que viajar. En definitiva, fomentar el proteccionismo y consumir sólo lo “made in Spain”. El señor Sebastián está a punto de superar a la ministra de Fomento en cuanto a “perlas” verbales. Debería aprender de los errores de su compañera y pensar antes de hablar. Si todos los países pusieran en marcha ese mecanismo, nos hundiríamos en la más absoluta miseria. Sólo faltaba que el turismo se viniera abajo también… ¿Y qué va a hacer, por ejemplo, con nuestras empresas que venden sus productos al exterior? Si los miembros eruditos de otros gobiernos toman esta medida como salvadora de la crisis, estamos apañados. Le recomiendo a este señor que mire cada uno de los productos que adquiere y se quede sólo con los 100% españoles. A ver qué consume finalmente. Por cierto ¿Qué marca de coche tiene?

Volviendo con el señor Pedro Solbes y la terrible frase de que no hay margen para más en esta crisis, se me viene a la cabeza la imagen de todos aquellos presidentes de Comunidades que han pasado por La Moncloa y se han ido con los bolsillos llenos. Resulta escalofriante ver cómo Zapatero dice “sí” a todo. Puede parecer una virtud pero a la larga, el intentar satisfacer continuamente a todos, le puede poner a uno en un aprieto.

Por último, quisiera destacar una de las principales medidas de este Gobierno para reducir la tasa de desempleo que, desgraciadamente, alcanza la cifra de 3.200.000 personas y que se concreta en los más de 8.000 millones de euros utilizados en el plan de inversión municipal y que, según Zapatero, creará numerosos puestos de trabajo. Nos endeudamos para que los ayuntamientos terminen de rematar una acera o coloquen los asientos en un polideportivo. Nos endeudamos para dar un empleo (que está muy bien) pero que será temporal. Sí, señor Zapatero, en marzo habrá una creación de empleo debido a esta inversión pero ¿cuántos se habrán destruído por el camino? ¿qué ocurrirá con esas personas cuando terminen las obras en un mes? Hay que pensar verdaderamente en una solución para reducir ese desempleo que, si nadie lo remedia, llegará a los cuatro millones de parados.

Y mientras tanto ¿Qué hace Rajoy? Nada. Y se ve en los resultados del PP. La gente sigue confiando en el Gobierno, que destaca que estamos metidos en una crisis mundial. Pues claro, pero su deber es intentar sacarnos de ella. El Partido Popular está con sus tramas de espías y sus “modelos” posando para El Mundo. Esto no es una oposición seria y, por supuesto, no están ayudando en absoluto a aportar algo que sea interesante en la situación actual.

Fuentes del texto:
El País (18 de Enero de 2009)
El Economista (19 de Enero de 2009)
El País (20 de Enero de 2009)
Fuentes de las imágenes:
www.adn.es
www.publico.es
www.expansion.com

Dejar respuesta