Síncopes, desfallecimientos, incluso muerte súbita. El último susto protagonizado por De la Red debe hacernos reflexionar

0
125

Jueves 30 de octubre. Copa del Rey en el Estadium Gal de Irún. El Real Madrid se enfrenta al Real Unión. Tan sólo han transcurrido doce minutos y sendos equipos han marcado, empate a uno. Pero en este minuto el campo enmudece. Rubén de la Red, centrocampista merengue, se desploma en el terreno de juego. Pierde el conocimiento durante 30 segundos, cuando reacciona su mirada está perdida, ausente… 30 segundos que parecieron eternos para aficionados, técnicos, médicos y compañeros. Y es que el recuerdo de Antonio Puerta, jugador del Sevilla, que falleció hace poco más de un año en el terreno de juego está demasiado presente en nuestras mentes.

Por suerte todo quedó en un susto. Un susto que eclipsó el resto del partido y las crónicas del día siguiente, a pesar del resultado negativo obtenido por el equipo blanco.

El jugador fue trasladado inmediatamente en ambulancia al Hospital Comarcal de Irún, donde se le practicaron las pruebas oportunas y le diagnosticaron un síncope por esfuerzo. Sin embargo, el desmayo sufrido por De la Red preocupa, sobre todo porque se produjo después de realizar un esfuerzo físico, lo que lleva a pensar que la causa de este desfallecimiento sea una dolencia cardiaca, que puede resultar peligrosa si se produce en deportistas profesionales, como es el caso.

Esta situación, que cada vez parece producirse con más frecuencia, nos lleva a la reflexión. ¿Se da un exceso de esfuerzo físico y psíquico en los deportistas? ¿La prevención no es la oportuna? ¿O acaso son víctimas del dopaje? Son temas demasiado serios a los que los medios de comunicación deberían prestar más atención. El dopaje se ha convertido en algo prácticamente “común” en algunos deportes, como por ejemplo, el ciclismo. Tanto es así, que la sociedad está “inmunizada” ante los nuevos casos que van apareciendo. Muchas veces no somos conscientes de que los dejamos pasar como si fuera algo “normal”, y con ello, medios y sociedad, estamos haciendo un flaco favor al deporte.

Por otro lado, sería importante analizar las altas competiciones deportivas, ya sean de fútbol, baloncesto o tenis, por poner tres ejemplos. Llegan momentos en que los deportistas se convierten prácticamente en máquinas que no descansan, remitiéndose su vida a concentraciones, entrenamientos, partidos y viajes.

Y por último, la prevención. Sin duda la labor más importante y que también habría que cuestionar. ¿Serían necesarios más controles médicos? Probablemente sí, y más en el caso de esos deportistas de élite que se pasan los días en un ir y venir constante.

Así, lo más probable es que Rubén de la Red sufriera una arritmia o alteración del ritmo cardiaco. En las próximas semanas se someterá a un reconocimiento exhaustivo de su ritmo cardiaco para llegar al origen de este síncope y descartar futuras complicaciones.

Desde aquí le deseamos una pronta recuperación y esperamos verle pronto disfrutando en los terrenos de juego. Pero también hago un llamamiento a la reflexión que nos haga preguntarnos ¿por qué estos hechos son cada vez más frecuentes en el deporte?

Fuente de la imagen:
As (www.as.com)
http://www.as.com/futbol/articulo/red-recibe-alta-hospitalaria-madrid/dasftbpri/20081031dasdasftb_3/Tes

Dejar respuesta