Sin mejoras en Siria

0
101

Con motivo del tercer aniversario del levantamiento popular contra el régimen sirio, Estados Unidos ha publicado su informe anual de Derechos Humanos en el que responsabiliza tanto al Gobierno como a los grupos extremistas de las continuas torturas, desplazamientos forzados y hambruna que han dejado cerca de 140000 muertos en el país.

Bashar al-AssadPese a que los diálogos de paz entre el Gobierno y la oposición siria en Ginebra II se dilataron del 22 de enero al 15 de febrero, los resultados no sólo han sido ineficientes sino que el régimen ha calificado a los responsables opositores de terroristas e incluso algunos han sido detenidos. Por ello Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado de EEUU ha manifestado que: “al tomar por blanco a miembros de las familias de los delegados de la oposición que participaron en Ginebra II, el régimen no solamente desafía a la comunidad internacional sino que busca quebrar las legítimas aspiraciones del pueblo sirio”.

Estados Unidos ampara a la oposición moderada en Siria a través de una transición política guiada por la orientación que las grandes potencias marcaron en Ginebra 2012. Sin embargo, esta directriz nunca fue llevada a cabo y la situación no mejora. Así lo demuestra el atentado del miércoles pasado en Al Qalamún, zona fronteriza con Líbano cuya carretera une la capital con los feudos costeros del norte de Siria y resulta ser un enclave estratégico perfecto para suministrar a los insurgentes. Las cifras de fallecidos varían según la fuente. El Ejército atestó la caída de 175 rebeldes en una estratagema realizada para frenar el acopio de ayudas insurgentes. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos rebajó el número a 152, inculpando al grupo chií libanés Hizbulá, aliado del Gobierno, como los causantes de la emboscada contra los opositores. La principal alianza opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS) expresó en un comunicado que 45 civiles fueron asesinados mientras intentaban escapar del cerco impuesto por el régimen de Bashar al-Assad en el distrito de Guta Oriental, y solicitaba a la ONU investigar dicha masacre pues todos eran civiles y no combatientes opositores como afirma el Gobierno. Las versiones discordantes sobre los acontecimientos producidas por la ausencia de medios independientes y periodistas internacionales dificultan el seguimiento ecuánime de la guerra civil.

Además, el pasado jueves, 27 de febrero, un mortero golpeó un vehículo estacionado cerca del hospital Al-Malek en la ciudad de Homs que causó la muerte de cinco personas y trece heridos. El escenario cada vez resulta más complicado y los campos de refugiados como el de Yarmouk están abarrotados. Muchas agencias internacionales y ONGs están denunciando casos graves de malnutrición, especialmente entre los más pequeños. Por si no fuera suficiente, esta semana la distribución se ha suspendido por motivos de seguridad por lo que se han originado largas colas para conseguir suministros. El secretario general de la ONU, Bank Ki-Moon, ha asegurado que se hará todo lo posible para que la recién aprobada resolución de acceso humanitario del Consejo de Seguridad sea efectiva y asegure el abastecimiento. El embajador de Australia ante el Consejo advirtió de la dureza de las sanciones en caso de incumplir las medidas adoptadas. Recalcó la difícil situación que atraviesa el país donde casi la mitad de la población se encuentra en necesidad de ayuda humanitaria urgente, acercándose a las cifras afganas con mayor índice de refugiados del mundo.

El gobierno, por su parte, continúa valiéndose del hambre para chantajear a la disidencia mientras solicita la ayuda de otros países para combatir el extremismo. Bashar al-Assad, desde el comienzo del conflicto, ha recriminado a Turquía, Arabia Saudí y Qatar financiar y entrenar a los milicianos También ha expresado el “aprecio del pueblo sirio por la postura de Irán respecto a Siria a todos los niveles” y ha elogiado el triunfo de Teherán en el polémico asunto nuclear “se reflejará positivamente en todos los pueblos que defienden su soberanía y la independencia de sus decisiones” agregó.

Dejar respuesta