Sin Identidad, la nueva apuesta de Antena 3

0
130

Nuevo estreno en el mundo de la ficción española. Es el turno de Sin Identidad, una historia que trata de acercar al espectador a la búsqueda imparable de una chica que fue robada hace veintisiete años pero, también, a lo que su familia adoptiva puede llegar a hacer para que ésta no descubra la pura verdad.

fotografia 1Nueva ficción, nuevos personajes, nuevas tramas y nuevas intrigas. Un primer capítulo que, como siempre pasa con todos los estrenos, es vital para ver si el resultado es convincente y engancha a los espectadores para las futuras entregas. Sin Identidad se estrenaba el pasado martes en Antena 3 en una noche difícil ya que tenía que relevar el hueco cargado de éxitos que dejó El Príncipe de Mediaset. Un estreno que pretende llegar a dejar el primer time de la noche de los martes por todo lo alto.

Y parece que lo ha logrado o, al menos, eso demuestra el primer capítulo. 4,9 millones fueron testigos del inicio y arranque de la trágica historia de María Fuentes, una historia cargada de mentiras por parte de sus padres. Sin Identidad superaba sin ningún tipo de duda a su competencia directa, ¡Mira quién salta!, la cual no llegó ni a los dos millones de espectadores. La piscina de los famositos parece que se vacía poco a poco…

Pasadas las 22:30 de la noche, la cadena de Atresmedia Televisión daba luz verde a su nuevo as ficcional. En una cárcel de mujeres en China, tiene lugar la huida de una de las prisioneras, María. Así comienza una nueva serie que destaca por la intriga y el misterio. Y es que no solo bajo sus tramas parece esconderse un solo entresijo sino que hay varios hechos ocultos que hacen que el telespectador tenga que ver el segundo capítulo para resolver las inmensas dudas que se plantean desde el minuto uno.

¿Por qué decide escapar esa chica de pelo castaño de aquella cárcel asiática? ¿Por qué le han condenado a prisión? Y más dudoso aun, ¿qué es lo que ha hecho tan grave como para que la hayan desplazado hasta otro país? Dudas que vienen seguidas de más dudas. Cambio de identidad, de DNI y de físico… ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?

Los primeros quince minutos podemos ser testigos de la presencia única de Megan Montaner. A partir de ahí, un flashback a su vida pasada da lugar a la aparición de excelentes actores de nuestro país que hacía mucho que no encontrábamos en la parrilla televisiva: Tito Valverde, Jordi Rebellón, Lydia Bosch, Verónica Sánchez, Daniel Grao, Miguel Ángel Muñoz o Victoria Abril. ¿Alguien da más?

fotografia 2Todos los personajes tienen un punto clave, María (Megan Montaner). María, en una revisión médica (el mismo día en el que se produjo el fátidicio 11-S) descubre que a su madre le extirparon la matriz y los ovarios cuando ella ni había nacido por lo que su vida le da un vuelco de ciento ochenta grados. Toda una vida creyendo que todo lo suyo era suyo. María es adoptada. O al menos eso cree porque lo que ella aun no puede llegar a sospechar es que no fue adoptada sino una niña robada por un convento de monjas.

¿Cuál es el límite al que llegará su padre, un poderoso juez y adinerado hombre, para esconder la verdad? ¿Descubrirá María cuál es su verdadera identidad? ¿Quiénes son sus padres biológicos? Y lo más importante, ¿por qué su futuro acabará por presenciar la vida de una cárcel? Todas estas dudas y muchas más son las que se me han planteado en el primer capítulo de Sin Identidad, por tanto, estoy convencida de continuar con la historia de María y darle una oportunidad al segundo capítulo. Un capítulo que sentenciará y confirmará si la audiencia da su respaldo a esta nueva ficción o, si por el contrario, decide darle la espalda.

Fotografía 1 propiedad de: www.teinteresa.es

Fotografía 2 propiedad de: www.facebook.com

Dejar respuesta