Si te gusta la normalidad, la naturaleza y la cerveza, Múnich es tu ciudad

0
218

Nos vamos a Múnich, capital del Estado de Baviera conocida mundialmente por su cerveza, sus empresas -aquí se encuentran las sedes de empresas como BMW, Siemens o Allianz, entre otras- y, por si fuera poco, por ser la ciudad con mejor calidad de vida de Alemania. Allí nos espera un periodista valenciano, reconvertido en guía de turismo y en escritor de la guía de referencia de esta localidad: Muniqueando. 

Jordi Orts.
Jordi Orts.

Jordi Orts (Alcoi, 1981) es periodista y ha pasado los últimos tres años de su vida viviendo en Múnich junto a su mujer, que encontró trabajo como arquitecta. Ambos sabían que era una buena oportunidad para ella, pero, ¿qué podría hacer un periodista de 30 años, sin conocimientos de alemán, en Múnich? En esta ocasión, el amor pudo más que la razón y Orts dejó España, su trabajo en una agencia de comunicación de Valencia que él mismo había creado, y la “enfermiza” vida del periodista -luego puntualizamos este adjetivo-.

Tras tres primeros meses dedicado en cuerpo y alma al aprendizaje del idioma, Orts encontró un trabajo como guía. “Llevaba a los turistas a Salzburgo (Austria) y otras zonas cercanas, tenías que aprenderte la ciudad de memoria, aunque nunca hubieras estado allí”. Después de unos meses conociendo el mundillo, ya había decidido que aquel tipo de turismo no era lo suyo. Fue entonces cuando una compañera argentina que había conocido, le propuso participar con ella en un nuevo proyecto de turismo VIP que tenía en mente. Aunque reconoce que al principio no le sonó muy bien, la idea le fue convenciendo poco a poco y ahora la empresa de ambos, Bayern a medida, cumple dos años de vida y parece que todo marcha sobre ruedas.

“Visitas guiadas y excursiones por Baviera, completamente privadas y personalizadas. En transporte público o privado, simplemente a medida”, reza la página web oficial de esta compañía de turismo, centrada en adaptar la región a los gustos y necesidades de cada uno y acercar al visitante a la cultura y las tradiciones de esta tierra.

Mùnich

¿Y se acabó el periodismo? Ni mucho menos, Orts tenía claro que no podía dejar completamente de lado su auténtica profesión por lo que pronto su pasión por Múnich se convirtió en una página web con todos los secretos y consejos para disfrutar de la ciudad. Muniqueando se convirtió en un referente para cualquier turista hispano que llegara a la zona y, tras un año de publicaciones webs, su creador decidió dar el salto y publicarla en formato impreso. Por su cuenta, claro. Ninguna editorial parecía estar interesada en sacar a la venta una guía de un tipo que vivía en Múnich y trabajaba en el sector del turismo, “preferían traducir directamente guías extranjeras o la que escribía un tío que vive a 400 kilómetros de la ciudad”. Orts sacó a la venta una edición digital y también 300 impresiones que se vendían en algunas pequeñas librerías. De ahí a El Taller, una conocida librería de Barcelona, donde los ejemplares se vendieron tan solo en un par de días. “La guía salió a la venta en junio de 2013 y en agosto ya estaba agotada”, cuenta Orts.

Después de eso vinieron los encargos de publicaciones como Viajes, de National Geographic y otras revistas para las que Jordi Orts escribe de vez en cuando, aunque reconoce que el periodismo no le da de comer.

“Me encantaba ser periodista, podía llegar a trabajar doce horas al día cuando estaba en Valencia pero era lo que me gustaba”, recuerda Orts. El ahora guía de turismo en la región de Baviera cuenta cómo en los últimos años los precios en esa agencia cayeron en picado. “Pasamos de cobrar 2000€ por un trabajo a 400€, a veces trabajando más horas”. “A veces lo pienso y lo echo de menos, pero también me alegro de haber dejado de estar 24 horas al día pendiente de la información, es una profesión bastante enfermiza”.

Orts, que trabaja actualmente en la actualización de su guía -creada especialmente para turistas ibéricos, con entrevistas a ciudadanas hispanohablantes y recomendaciones personalizadas-, nos da también algunas pistas para visitar su nuevo hogar:

Munich 3

“A diferencia de Berlín u otras ciudades alemanas, Múnich fue reconstruida tal cual era antes de la Segunda Guerra Mundial. No hay grandes monumentos y tiene más bien poco patrimonio, pero es segura, limpia y comfortable y tiene ese encanto de la normalidad. Tiene 1.200 kilómetros de carril de bicicleta y tienes los Alpes al lado para disfrutar de la naturaleza. Si te gusta saber que puedes dejar tu bicicleta en la calle sin candado y que seguirá ahí cuando vuelvas, te gustará Múnich. También si eres un amante de la naturaleza, de la cerveza y de lo germano”.

Una de las recomendaciones que Orts nos hace es acudir a un auténtico “Biergärten”, literalmente un jardín de cerveza. Una tradición que, según nos cuenta, data del siglo XIX y que en Baviera es más auténtica que en cualquier otro lugar de Alemania. Tan solo se trata de preparar un buen picnic y acudir a las enormes terrazas que se instalan en distintos lugares, dentro y a las afueras de la ciudad, para acompañar ese picnic de maravillosa cerveza alemana. “Puedes llevar comida pero no bebida, es la condición que se impuso en el siglo XIX y que sigue vigente a día de hoy”.

Múnich es también famosa por su festival de la cerveza, Oktoberfest, que cada mes de septiembre-octubre atrae a decenas de miles de turistas deseosos de enterrarse en oro líquido y de colocarse el Dirndl -para ella- y el Lederhosen -para él-. Si tu idea es acudir a la ciudad en esta próxima fiesta, debes saber que los pabellones donde se celebra esta feria tienen el acceso limitado por invitaciones, una especie de Feria de Sevilla a la alemana, pero siempre podrás acudir a Hofbräuhaus, la cervecería más famosa de Múnich o a las terrazas del Englischer Garten o Viktualienmarkt.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=8O-1SpXLiPY&list=UUwBx21aAjmGqMbEwLwiQFxA[/youtube]

 

 

Dejar respuesta