Sergio Rodríguez y los triples guían al Real Madrid hacia la victoria

0
129

El Real Madrid se hizo con la victoria en el segundo partido de la final de la Liga Endesa (69-75), por lo que la lucha por el título viaja igualada a la capital española, donde el próximo lunes se disputará el tercer round. Esta vez fue el Barcelona Regal el que desperdició una amplia ventaja frente a su rival, que cambió el signo del partido liderado por Sergio Rodríguez, autor de tres triples seguidos en el momento en que su equipo estaba más necesitado.

Sergio Rodríguez está mostrando un gran nivel durante los 'playoffs'

Mismo escenario, mismos protagonistas, similar guion y enlace diametralmente opuesto; así fue el segundo partido de la final de la Liga Endesa en comparación con el primero. Paradójicamente, si hace dos días era el Real Madrid el equipo que merecía llevarse la victoria, ayer fue el Barcelona, que con este resultado ha perdido la ventaja de campo cosechada durante la liga regular.

Al igual que en el anterior, ambos equipos mostraron una gran igualdad durante los primeros compases, aunque en esta ocasión, los veinte primeros minutos del encuentro fueron un continuo toma y daca en el que los integrantes de ambas escuadras mostraron continuamente el gran nivel que atesoran.

El acierto desde la línea de 6,75, una constante de los hombres de Pablo Laso durante estos ‘playoffs’, fue el motor del Real Madrid hasta ese momento, mientras que en el otro lado el juego se basaba en los balones metidos por Marcelinho Huertas a los interiores blaugranas, especialmente a Erazem Lorbek, que rayó a un grandísimo nivel durante todo el choque.

Distinto ritmo pero idéntica intensidad y emoción hubo sobre el Palau Blaugrana durante la segunda parte, una nueva muestra de que el baloncesto europeo tiene mucho más nivel del que algunos le adjudican de manera insistente e injusta.

Lorbek fue el barcelonista más entonado ayer

En medio de la igualdad, el juego en la zona fue crucial para entender la diferencia de nueve tantos que llegó a reflejar el electrónico. Tras la reanudación, el equipo dirigido por Xavi Pascual impuso su ley bajo los aros tanto en ataque como en defensa, donde los jugadores madridistas se estrellaron una y otra vez contra el muro culé. Eso, unido a que parecieron olvidar el gran acierto que estaban teniendo en el lanzamiento exterior, hizo que las distancias fuesen aumentando progresivamente, al mismo tiempo que las sensaciones transmitidas por el juego madridista eran realmente malas.

A cinco minutos de la conclusión apareció Sergio Rodríguez, que está desplegando un juego sublime en esta fase final del campeonato doméstico -¿estará tomando nota Sergio Scariolo de cara a los Juegos Olímpicos?–, donde está logrando el mayor acierto de su carrera profesional en los lanzamientos de tres puntos. El base tinerfeño fue el faro que necesitaba su equipo, sumido en la más profunda oscuridad, y tomó las riendas de una nave que se dirigía hacia la tragedia que hubiese supuesto una segunda derrota, sirviendo sus tres triples seguidos como punto de inflexión para el cambio de rumbo.

Sin lugar a dudas, los aficionados al baloncesto están de enhorabuena tras esta victoria del Real Madrid, ya que significa que la serie se alargará, como poco, hasta el cuarto partido.

Fotografía: ACB Photo

Dejar respuesta