Sensación brutal

0
172

Acudir al concierto de un grupo sin conocer su música o su propio nombre hasta unos días antes es, cuando menos, una sensación estrambótica. Máxime cuando esa banda es de un país tan alejado de nuestra cultura cantarina como Finlandia, patria natal de unos susodichos “desconocidos” que desde hace catorce años se denominan así mismos Disco Ensemble.

Estos fineses están de gira por nuestro país como lo haría un torbellino, arrasando en las cuatro ciudades españolas afortunadas con un directo impecable y potentísimo. Y nos visitan acompañados de sus compatriotas Jaakko & Jay, un divertido dúo en formato acústico que ejercitan melodías folk-punk con la sencillez que otorga una batería desnuda y una guitarra semi-acústica, mientras que entre tema y tema se dedican a dialogar con el público arrancando numerosas carcajadas.

Disco Ensemble se presentaba así el pasado martes 14 de septiembre en la madrileña sala Moby Dick Club con la intención de revelar en directo su cuarta producción discográfica, The island of Disco Ensemble.  Mostraron sus novedades y sus anteriores hits con muchas tablas y mucha experiencia a sus espaldas, no obstante se trata de una banda de pinceladas hardcore y potente post-punk que llevan juntos catorce años, más de siete años de carrera musical efectiva, cuatro discos y dos EP’s.

Tras el festivo calentamiento que dispusieron Jaakko & Jay como teloneros ante un recinto medio vacío, esa inicial sensación “rara” que podría atenazar a cualquier profano ante lo desconocido, se tradujo en una sensación de perplejidad cuando los protagonistas de la noche, liderados por su vocalista Mikka Koivisto, deslumbraron desde las primeras notas de su himno inicial, “Pitch black cloud”.

Sonaron tan empastados que no había resquicio alguno en sus armonías poderosas. Con un batería eminente de tempos aceleradísimos y unos riff de guitarra atronadores, dejaron con la boca abierta a los asistentes que en esos momentos ya casi llenaban el Moby. Sin paliativos, aplicaron su propia medicina en cápsulas musicales que no sobrepasaban los cuatro minutos de antioxidantes como “Semi eternal flame / Undo”, “Black euro” o “White flag for peace”.

Los finlandeses se ganaron al público capitalino sonando a miles de bandas tan opuestas como Editors, por sus sonidos electrónicos superpuestos a la base rítmica tan rockera, o AC/DC, por sus punteos acelerados convertidos en influencias luminiscentes de Disco Ensemble, como ocurre en “Bay of Biscay”. Canción con la que comenzaron su único bis de la noche haciendo honor a nuestro Golfo de Vizcaya, aunque sólo sea por la sonoridad de su nombre en inglés.

A continuación se mostraron en su esplendor con “So cold”, una composición hecha por y para el directo de estos chicos. Cualquier atisbo inicial de vacilación entre el público saltó por los aires y mutó en tonos corales generalizados, guitarreos densos y velocidad de vértigo.

La sacudida final del concierto fluctuó hacia una sensación brutal que dejó noqueado a todo vicho viviente que subsistía a la media noche del martes en el Moby Dick. Ese fue el resumen de lo allí visto y oído: una sensación brutal.

Disco Ensemble – Protector
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=K74hI0rz6ME[/youtube]

Compartir
Artículo anteriorHojas de ayer
Artículo siguienteLa fiera de mi niña

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

Dejar respuesta