Seguridad contra incendio en viviendas. ¿Es posible reducir el número de muertes?

0
419

Las estadísticas de muertes por incendios en viviendas durante 2009: 97 fallecidos, es similar al año 2008, en que se sobrepasaron los 100 muertos debido a incendios en el hogar. En espera de los datos del 2010, estas cifras son las más altas en toda la década.

La mayor parte de los incendios en las viviendas se produce por sobrecarga en la red eléctrica, instalaciones eléctricas defectuosas, descuidos (dejar encendida una estufa toda la noche, un cigarro mal apagado, dejar velas encendidas sin vigilancia, dejar la sartén en el fuego mientras se atiende una llamada, etc.) e inexistencia de medidas básicas de seguridad contra incendios en los edificios.

Sin embargo, la mayoría de expertos en seguridad opina que poner en marcha una serie de medios y medidas básicas de protección contra incendios en el hogar contribuyen a la salvaguarda de vidas y bienes.

Es muy importante que las personas tengan los conocimientos suficientes para reaccionar de una manera eficiente ante la aparición de un incendio.

Una buena fórmula utilizada en muchas países europeos es la impartición en las escuelas y universidades de cursos y talleres sobre “cómo comportarse en caso de incendio y qué medidas de protección se deben adoptar”.

Quizá, los responsables en la materia deberían plantearse este tipo de formación en los planes de estudio. La concienciación y formación del ciudadano, según los datos disponibles, resulta muy eficaz para evitar tragedias derivadas de un incendio.

Equipamiento básico de seguridad contra incendios en el Hogar

La instalación de las medidas básicas de protección contra incendios en las viviendas es de vital importancia. Países como Alemania, Inglaterra, EE. UU., Australia, etc., exigen desde hace tiempo mayores dotaciones de seguridad en el hogar para evitar los incendios, con muy buenos resultados.

Estas instalaciones básicas de seguridad, comprenden la denominada Protección Pasiva, que consiste en instalar: elementos constructivos y productos especiales dispuestos para evitar el inicio del fuego (ignifugación de los materiales), evitar que se propague (compartimentación, cerramientos, sellados y protección estructural) y facilitar la evacuación de las personas y una actuación segura de los equipos de extinción.

Y la Protección Activa, que se compone de una serie de equipos y sistemas para detectar y extinguir un incendio, como el extintor: en la primera fase del incendio, en rápida utilización es muy eficaz. Se maneja fácilmente; los sistemas de detección: avisan inmediatamente que ha comenzado un fuego, lo cual permite adoptar medidas de intervención inmediatas y eficaces, y los sistemas de rociadores automáticos, pueden sofocar el incendio con la acción directa del agua a través de los rociadores que son alimentados por tuberías. Se activan automáticamente.

Asimismo, en el rellano de entrada a cada piso es conveniente instalar una BIE 25 mm. Boca de Incendio Equipada, un equipo de gran utilidad en la primera fase de un incendio.

Zonas comunes de los edificios de viviendas

Con respecto a las zonas comunes del edificio, como son: Rellanos, Portal, Sala de Calderas, Sala de Máquinas, Locales de Contadores de Electricidad, Almacenes de combustible sólido para calefacción, Aparcamiento de vehículos, Cuarto de Basuras, Trasteros, … En todos ellos es conveniente que contengan los siguientes elementos:

Extintores. Sistemas de detección. Boca de incendio equipada. Columna seca. Hidrantes exteriores. Extinción automática polvo o gas. Divisiones resistentes al fuego de silicato para sectorizar las zonas de evacuación y de alto riesgo. Protección estructural que evite el colapso en la estructura en caso de incendio. Se puede hacer con pinturas intumescentes, morteros, placas de silicato, paneles. En caso de paso de instalación que atraviesen compartimentos, los huecos que generen deben ser sellados con resinas termoplásticas o morteros. Para el control de humos, se pueden instalar sistemas de extracción de humos y exutorios. Señalización de emergencia, especialmente para las vías de evacuación. Puerta cortafuego, es un elemento fundamental para compartimentar zonas de evacuación, como escaleras de emergencia, en los pasos a garajes y accesos al edificio.

Cada equipo debe cumplir igualmente las normas de producto e instalación, la certificación pertinente: tanto la empresa (instaladora y mantenedora) como el producto (marcado CE). Además para que el equipo conserve sus cualidades hay que realizar las operaciones de mantenimiento y revisión periódica que marca la normativa. Esta es la única manera que tiene el usuario para estar seguro de una protección contra incendios eficaz y a punto.

Incendios evitables

Los incendios en viviendas se pueden evitar, existe la tecnología y los expertos que lo hacen posible, ¿por qué, entonces, un conato fácil de extinguir con la tecnología existente, se convierte en un incendio y éste acaba en tragedia?

Una de las causas es la falta de concienciación social debido a una escasa divulgación de este tipo de medidas de seguridad. Es muy probable que cada uno de nosotros dispongamos de una amplia información sobre las características tecnológicas de las últimas novedades en todo tipo de equipamientos para el ocio, el trabajo, el hogar, como equipos audiovisuales, ordenadores, telefonía móvil, climatización, etc. Sin embargo, muy pocas personas saben que las tecnologías aplicadas a la seguridad contra incendios han evolucionado de tal manera que pueden evitar un incendio y que gracias a la investigación durante años, estos equipos están al alcance de la mayoría de las personas, debido a que las tecnologías que antes solo estaban al alcance de las grandes corporaciones ahora tienen unos precios asequibles para cualquier ciudadano medio.

Principales errores en la extinción de un fuego doméstico

El agua puede empeorar un incendio, por ejemplo en el caso de uno producido por una sartén con aceite, que nunca se debe apagar con agua sino tapando la sartén con una tapa de mayor volumen que sofoque la llama o con un extintor, siempre dirigiendo la manguera a la base de la llama. Lo más indicado, en caso de que el fuego se haya descontrolado es dejar todo como está, cerrar la puerta donde se ha iniciado el fuego, para que tarde en pasar a otras habitaciones y avisar a los bomberos.

Otro error común, cuando ya se ha declarado un incendio en un piso inferior de un edificio es salir de la vivienda y subir a las últimas plantas, porque la tendencia del fuego es ir hacia arriba, las corrientes de aire expanden el fuego en esa dirección. Lo aconsejable es cerrar las puertas y quedarse en una habitación tapando con toallas húmedas los resquicios para que no entre el humo mientras se espera a los bomberos.

Fuentes:
TECNIFUEGO-AESPI (Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios):
www.tecnifuego-aespi.org
PRIE (
Plataforma para la Revisión de las Instalaciones Eléctricas)

Dejar respuesta