Sé un buen tío y denuncia a Pío

0
173

“Sé un buen tío y denuncia a Pío” es el eslogan elegido por un grupo de jóvenes para llamar a denunciar a Pío Moa por supuestas injurias. El diario Público recogía hace unos días las declaraciones de este controvertido autor, que tras la presentación de su libro los años de hierro,  manifestó que “el régimen [de Franco] no quería aniquilar al enemigo rojo, no, sólo hizo algo: lo escarmentó”.
El requerimiento fue iniciativa del joven estudiante Hugo Martínez, quién al leer las declaraciones de Moa decidió acudir a la fiscalía para denunciar lo que para él son injurias hacia el bando republicano en la Guerra Civil. Tras esto, según declara Hugo Martínez, “mucha gente me animó y así nos coordinamos unas 100 personas de toda España para presentar la denuncia directamente ante los tribunales”. Con esta segunda iniciativa el grupo evita esperar a que el fiscal actúe contra Pío Moa. “La denuncia la presenté yo a título personal en la fiscalía pero luego, cuando nos coordinamos los 100, los 14 que vivíamos en Madrid, la hemos firmado y entregado a los juzgados”.

El manifiesto de apoyo de esta iniciativa recoge que “esta manipulación sería ilegal si se refiriera al Holocausto nazi, pero extrañamente no sucede lo mismo cuando se trata del genocidio ocurrido en la España franquista”. Por su parte Pío Moa, en un artículo publicado en su blog señala que las palabras del titular de la entrevista publicada por el diario Público “son perfectamente apócrifas” y que exponen “otras ideas mías de manera algo sesgada, pero reconocible, así que, en conjunto, muchas gracias al periódico [Público], y que se repita”.

Por parte de los denunciantes se piensa que ya hay una victoria ética conseguida por la resonancia mediática que ha cosechado el suceso. Uno de los delitos que podría haber cometido Pío Moa con sus declaraciones le acarrearía dos años de prisión, aunque, “yo no soy partidario de encarcelar anadie – afirma Hugo Martínez – , creo que se le debería obligar a asistir a desenterramientos de fosas comunes al igual que con los conductores ebrios a los cuales se les lleva a ver víctimas de tráfico”. Pese a esto, si Moa fuese encarcelado “creo que tendría tiempo para estudiar historia, aunque gana mucho dinero con sus mentiras como para renunciar a ellas”.

El tratamiento de Libertad Digital
A las pocas horas de conocerse lo sucedido, el diario electrónico Libertad digital (cuyo editor es el locutor de la COPE Federico Jiménez Losantos) atribuyó la autoría de la denuncia a Izquierda Unida y a miembros “neoestalinistas” del Partido Comunista. “Soy vocal de Izquierda Unida en [el distrito madrileño] de Chamberí no tengo porqué esconderlo – afirma Hugo Martínez – , algo por lo que ellos ya han decidido que si un vocal de IU es el que denuncia es que es toda la formación la que lo hace”.Según Enrique Santiago, responsable de relaciones políticas del PCE, en declaraciones recogidas por el propio medio Libertad Digital días más tarde, esta “no es una iniciativa de IU, ni del PCE, es una iniciativa particular de un colectivo de ciudadanos”, aunque son portadores de la “sensibilidad” de la misma.

“Desde Izquierda Unida – afirma Martínez – hay dirigentes que ven la denuncia con mucha simpatía, pero ellos no lo han promovido por la simple razón de que lo ha hecho otra gente”. Entre esos otros denunciantes se encuentran tendencias afines al PSOE o incluso al anarquismo por lo que es una “iniciativa bastante plural”.

Junto a las informaciones publicadas en su web, Libertad digital lanzó una campaña de apoyo a Pío Moa con eslóganes como “Sé un buen tío ¡Defiende a Pío!”, “¡Chekismo no!”.

Polémica trayectoria
El escritor Pío Moa lleva consigo una trayectoria de vaivenes ideológicos bastante confusos. Seguido por muchos y odiado por otros muchos, Moa mantiene tesis totalmente contrarias a las de refutados historiadores expertos en la historia contemporánea de España y más concretamente en el capítulo de la II República, la Guerra Civil y la dictadura de Franco.

Luis Pío Moa Rodríguez fue un activista antifranquista que de joven militó en el Partido Comunista de España y en el grupo terrorista de extrema izquierda GRAPO. Tales capítulos aportan cierta confusión por lo que años después afirma este autor en sus obras. En sus libros Moa mantiene que la sublevación del 18 de julio de 1936 fue provocada por una situación de violencia callejera y “fervor revolucionario que generó una respuesta simétrica en los sectores más radicales de la derecha”.

Para llegar a tales tesis Pío Moa ha afirmado haber acudido a fuentes primarias que historiadores de prestigio como Paul Preston o Javier Tusell, entre otros, han puesto en duda. Estos historiadores afirman que los argumentos de Moa coinciden con los de los historiadores franquistas de posguerra y concluyen que, puesto que la investigación que ha llevado a cabo para publicar sus tesis no es rigurosa no cabe debate alguno sobre lo que afirma. Otros como Stanley G. Payne afirman que Moa “ha efectuado un análisis realmente original y ha llegado a conclusiones que no han sido todavía refutadas”.

Dejar respuesta