Se buscan en el Índico los restos del MH370 desaparecido

0
87

Desde hace más de una semana se buscan en el Índico sur lo que podrían ser los restos del Boeing-777 de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo. Barcos y aviones de media docena de países están peinando un radio de unos 2700 kilómetros de mar al suroeste de Perth, en la costa australiana. Satélites de diferentes países detectaron en la zona centenares de posibles restos del vuelo MH370. Hasta el momento no se ha recuperado ninguno. Tampoco hay rastro de los 227 pasajeros y 12 tripulantes a bordo.

MH370. la foto es de wikimediaA pesar de los nuevos indicios, la desaparición del vuelo MH370 sigue siendo un misterio. El avión partía de Kuala Lumpur con dirección a Pekín el 8 de marzo, pero desapareció de los radares civiles menos de una hora después de despegar, tras cortar las comunicaciones. Desde entonces, varios países han estado buscando con barcos y aviones el rastro del vuelo con 239 personas a bordo. El lunes 24, diecisiete días después de la desaparición, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, afirmó en un comunicado que el avión se había estrellado en el Índico Sur sin rastro de supervivientes. Esta afirmación se basaba en la información aportada por el satélite inglés Inmarsat, que avistó dos objetos a 2500 kilómetros de Perth, ciudad de la costa oeste de Australia. En esa misma zona, satélites de China, Tailandia y Francia también han visto cientos de restos que podrían ser del avión.

La búsqueda continúa en una lucha contrarreloj, ya que las cajas negras que contienen la información necesaria para esclarecer lo ocurrido sólo tienen batería durante 30 días tras caer al agua. Además, a pesar de que emiten una señal para ser encontradas, la profundidad de las aguas dificulta enormemente la tarea. El tiempo y la meteorología tampoco ayudan, tanto que los equipos de búsqueda han tenido que cancelar su actividad varias veces esta semana por las malas condiciones atmosféricas. Por otra parte, el radio de búsqueda se amplió al encontrar en Tailandia 300 posibles restos a 200 kilómetros de donde el equipo internacional estaba buscando. Se ampliaba el radio de búsqueda a 78.000 kilómetros cuadrados. Esta información volvió a actualizarse el viernes, 27 de marzo, cuando Australia desplazó la búsqueda del avión 1100 kilómetros al noroeste. Las autoridades malasias habrían recibido información de su equipo de investigación apuntando que el Boeing-777 volaba a más velocidad de lo estimado inicialmente, lo que provocó un mayor consumo de combustible y, por lo tanto, menor es la distancia que recorrió el aparato. Esta nueva zona tiene una superficie de 319.000 kilómetros cuadrados y se sitúa a 1850 kilómetros de Perth. Mientras el radio de búsqueda se amplia, el tiempo de vida de las cajas negras se agota. Las grabaciones que contiene la caja, con las últimas conversaciones de los pilotos y datos del vuelo son imprescindibles para esclarecer lo ocurrido.

Los investigadores malasios apuntan que alguien desconectó los sistemas de comunicación del aparato y lo desvió de su ruta durante horas. Hay teorías que hablan de secuestro, sabotaje e, incluso, un intento de suicidio de algún miembro de la tripulación. Tampoco se descarta que surgiera un fallo técnico. Por su parte, las familias de los 153 pasajeros chinos desaparecidos se han concentrado esta semana ante la embajada de Malasia. Acusan al Gobierno malasio de falta de transparencia y descoordinación y exigen información. Aunque fueron informados el día 24 de que dadas las pistas sobre dónde había caído el avión, no había supervivientes, se niegan a aceptarlo hasta que no tengan pruebas.

Los equipos de búsqueda internacional continuarán realizando su trabajo en los próximos días. Mientras, los grandes interrogantes siguen en el aire: quién desconectó los sistemas de comunicación y por qué, por qué se desvió el avión de su ruta hacia Pekín y dónde está la aeronave.

Dejar respuesta