Se acabó el sueño amarillo en la Copa

0
194

El Alcorcón llegaba a Bilbao con la esperanza de remontar el 0-1 en contra de la ida y volver a dar la campanada como la temporada pasada, pero esta vez no pudo ser. El Athletic se plantó firme en el terreno de juego desde el primer minuto y le dio muy pocas opciones a los de Anquela, que acabaron perdiendo por 2-0, lo que dejó la eliminatoria con un 3-0 a favor de los leones.

El marcador lo abrió Gabilondo en el minuto 35 de partido y así se mantuvo hasta el último minuto del encuentro, cuando marcaría Orbaiz. El equipo de Joaquín Caparrós salió con su artillería pesada ante su público; no así Anquela, que dejó en el banquillo a dos de sus principales hombres, Mora y Quini, máximos goleadores del equipo del sur de la capital de España.

El técnico bilbaíno planteó un partido de juego directo y verticalidad para su equipo. Bien plantado en defensa y en el centro del campo, el Athletic dispuso de dos claras ocasiones de gol antes de que éste subiera al marcador. El primer tiempo fue dominado claramente por los vizcaínos, que supo jugar bien con su renta favorable, pero en la segunda parte el Alcorcón pareció despertar de su letargo, quizás porque el equipo bilbaíno era ahora quién estaba tranquilo y relajado, aunque no sirvió de nada porque no supieron materializar sus ocasiones en gol.

Parece que este año el Athletic quiere volver a ser el rey; no se reserva nada, la afición le apoya y tiene un buen bloque con el que aspirar a no sufrir en Liga y reconquistar su trofeo favorito, la Copa del Rey. Del Alcorcón, aunque no se pueda decir que ha tirado la Copa, sí se puede decir que su máxima prioridad es la permanencia en la Liga Adelante, a la que ascendió la temporada pasada y en la que se está desenvolviendo con bastante frescura, aún siendo un novato de la categoría.

Fuente del texto:
Elaboración propia.

Fuentes de las imágenes:
www.deia.com
www.altaspulsaciones.com

Dejar respuesta