Sanchez-Camacho pide la dimisión del director de los Mossos

0
57

La presidenta del Partido Popular de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, ha pedido este lunes la dimisión del director de los Mossos d’Esquadra, Manel Prat, tras conocerse que éste último había sido visto su coche frente al domicilio de Francisco Marco, director Método 3. Empresa que, presuntamente, ha prestado servicios de espionaje a diferentes políticos catalanes.

file2341277050172Por su parte, el director de los Mossos, ha intentado aclarar lo ocurrido y ha aclarado, además, que la mujer con la que se dice que le habían visto a un escaso kilómetro y medio de la casa del director de Método 3 es una periodista que trabaja para El Periódico de Cataluña con quien él había quedado para comer. Él insiste en que desconocía que la mujer venía, precisamente, de un encuentro con Marco.

Sin embargo, la líder del PPC, a pesar de las explicaciones que se han dado, ha decidido que a partir de ahora confiará su seguridad al Cuerpo Nacional de Policía, algo que acentúa aún más, las que debería correr a cargo de los Mossos y no por el CNP. Sin embargo, la decisión de Sánchez Camacho se habría tomado desde ya hace unos días ya que, según apunta Prat, el Gobierno central pidió este cambio de escolta el pasado 27 de febrero, algo que la política catalana ya se ha apresurado en desmentir.

Las reacciones en torno la decisión de Sánchez-Camacho no se han hecho esperar y las críticas a la líder ‘popular’ están aumentando estrepitosamente. El consejero de Empresa y exconsejero de Interior, Felip Puig, la ha tildado de “oportunista” porque, a su juicio, está intentando instrumentalizar a los Mossos con finalidades políticas, algo que, además considera de “grave irresponsabilidad”.  Por su parte, el consejero de Interior y máximo responsable de la Policía catalana, Ramón Espadaler, suscribe lo que dijo Puig al destacar el “uso político” que se está haciendo sobre el tema y “separadora” es de lo que le ha calificado el primer secretario del PSC, Pere Navarro.

No obstante, la líder del PP catalán no puede decir que los suyos no la estén apoyando ya que, la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, ha justificado la decisión cuando se le ha preguntado sobre ello durante un desayuno informativo del Fórum Europa, celebrado este lunes. Según ha dicho, ella “también habría renunciado a la escolta de los Mossos” porque defiende que “uno quiere sentirse protegido pero también sentirse seguro de su intimidad”.

Éste es un capítulo más, de un largo proceso que engloba numerosos interrogantes sin resolver y que se remonta al pasado mes de febrero cuando se conoció que algunos de los políticos de Cataluña habían contratado los servicios de esta empresa privada de investigación. La Policía no tardó en examinar el asunto y como consecuencia de ello, se produjo la detención del director de Método 3 y dos de sus empleados, quienes posteriormente reconocieron que Sánchez-Camacho y la exnovia del hijo del expresidente Jordi Pujol, María Victoria Álvarez, habían sido espiadas durante una comida en La Camarga, un conocido restaurante situado en la capital catalana.

Ante estos hechos, la presidenta del PPC presentó una demanda civil por el derecho al honor y contra Método 3 que sido aceptada por el juez como acusación particular. Asimismo, se ha prohibido la difusión de la grabación del conocido encuentro en La Camarga.

Otras figuras del panorama político catalán que denunciaron las supuestas espías al saltar la noticia del espionaje fueron la vicepresidenta de la Generalitat de Cataluña, Joana Ortega y exvicepresidente del gobierno autonómico, Josep Lluís Carod Rovira. Sin embargo, estas denuncias, por el momento, no podrán prosperar según se supo a final de la semana pasada, por “falta de indicios”.

Fuente de las imágenes: MorgueFile

Dejar respuesta