San Antonio pone la directa, sonrisas en el Madison y sorpresas en el este

0
81

Año tras año siempre pasa lo mismo. La conferencia oeste tiene muchos aspirantes para hacerse con el liderato. Este era el año de Thunder, Clippers y Rockets. Nadie se acuerda nunca de San Antonio y los que se acuerdan dicen la ya tan oída frase: “Esos están ya muy viejos y no les va a llegar el físico”. Pues ahí están cada temporada Popovich y sus discípulos para cerrarles las bocas a quienes piensan eso. El parón del All Star siempre le suele sentar bien al equipo texano y este año no iba a ser menos. Los Spurs han puesto la velocidad de crucero y han ganado los últimos diez partidos de forma consecutiva ante rivales como Portland Trail Blazers, Miami Heat o Dallas Mavericks. El AT&T Center se ha convertido en un fortín donde nadie consigue ganar y San Antonio ya es líder de la conferencia oeste sin hacer demasiado ruido. Además entre medias, Popovich ha tenido tiempo para dar descanso a Duncan, Parker y Ginobilli para que lleguen frescos de cara a los playoffs. ¿Estaremos un año más ante la enésima sorpresa de los sempiternos Spurs?

Phil Jackson, nuevo presidente de los New York Knicks. Foto: Keith Allison (flickr)

Donde también parecen haber recuperado la sonrisa es en el Madison Square Garden. La llegada del Tito Phil a la sección deportiva de los Knicks parece haber reactivado a la plantilla que, por fin, y ya iba siendo hora, han vuelto a parecerse a un equipo. Los de Nueva York han vuelto a bajar el culo en defensa y a mover el balón en ataque para buscar los tiros fáciles abiertos de sus exteriores, pero lo más sorprendente es que Stoudemire vuelva a aportar algo al equipo después de dos años desaparecido y casi retirado. Con esta dinámica, los Knicks han ganado siete partidos consecutivos. Los últimos en sufrir la dura defensa de los de Mike Woodson han sido los actuales líderes de la conferencia este: Indiana Pacers. Los aficionados del Madison pudieron disfrutar ayer con la pelea de su equipo y con un Carmelo Anthony inspirado en ataque y con una sonrisa en su cara. La llegada de Phil Jackson a los despachos parece que puede hacer que Melo se plantee su continuidad en la Gran Manzana, algo que hace unas semanas parecía difícil.

Quedándonos en el ala este del país, las sorpresas se confirman cada día más. A principios de temporada, nadie apostaba por Chicago Bulls tras la lesión de Derrick Rose, Washington Wizards o Toronto Raptors tras el traspaso de Rudy Gay. Pues los tres equipos están en la tercera, cuarta y quinta posición respectivamente con un récord positivo, que ya es mucho pedir en la conferencia este. La aportación táctica de Tom Thibodeau ha convertido al equipo de Illinois en un rival muy peligroso para cualquiera de cara a los playoffs. Joaquim Noah ha dado un paso al frente y lleva dos semanas promediando números cercanos al triple-doble y dejando claro que está en la élite de los jugadores interiores de la liga.

Los Wizards también es una de las grandes sorpresas de esta temporada. Pocos pensaban antes de comenzar la temporada que el equipo capitalino estaría en la cuarta posición de su conferencia. Randy Whitman ha dado con la tecla exacta y la pareja de perímetro John Wall- Bradley Beal ha dado un salto de calidad al equipo.

Sin embargo, si hay un equipo que ha sorprendido a todos los aficionados a la NBA ha sido Toronto Raptors. El conjunto canadiense confirma semana tras semana que el traspaso de Rudy Gay ha sido el gran acierto de la franquicia. La irrupción de Kyle Lowry y Demar Derozan unida a la aportación de Greivis Vasquez y John Salmons desde su llegada han colocado al conjunto de Toronto en la quinta posición. ¿Habrá revolución en los playoffs de la conferencia este?

Pablo Rodríguez (@pavlinrodriguez)

Dejar respuesta