Salvaje lucha por los ‘playoffs’ en el Oeste

0
56
El futuro de los Lakers pasa por un Kobe Bryant al cien por cien / Fotografía: Scott Mecum
El futuro de los Lakers pasa por un Kobe Bryant al cien por cien / Fotografía: Scott Mecum

Cada vez está más cerca el 17 de abril, día en que finaliza la regular season de la NBA. Este último mes de competición se afronta como un sprint que puede convertir la temporada en un fracaso o en un éxito, siendo la clasificación a los playoffs el objetivo. Poca incertidumbre en la Conferencia Este,  donde está ‘todo el pescado vendido’, ya que Milwaukee ocupa el octavo puesto, último que da acceso a la postemporada, con un cómodo colchó de siete victorias sobre Toronto. En cambio, el oeste es otro tema y la lucha se antoja dura.

‘Wild wild west’ que rezaban aquellas míticas películas de Hollywood. Tres victorias separan el sexto puesto del noveno, con Golden State Warriors, Houston Rockets, Los Ángeles Lakers y Utah Jazz como equipos implicados. Hasta ahí las matemáticas puras, pero hay que valorar otro concepto más abstracto, las sensaciones. Tan importantes como cualquier otro apartado estadístico del juego, estas nos dicen que Utah Jazz tiene todas las papeletas de quedarse fuera de playoffs.

El equipo dirigido por Tyrone Corbin ha cosechado tres victorias en sus últimos once partidos, al contrario su máximo competidor por ese octavo puesto, los Lakers. Claramente, las sensaciones son muy diferentes, pero también tener un jugador llamado Kobe Bryant. Pero algo ha cambiado, esa bestia se ha lesionado y no se sabe bien cuando volverá al máximo de sus capacidades, quizás es el momento que esperaba Utah para cambiar la tendencia.

 Por arriba las cosas no están más tranquilas, tanto Houston como Golden State combinan partidos brillantes con otros de menor esplendor. Ambos, son equipos poco sólidos como para afirmar que es segura su presencia en Playoff, aunque con la baja de Bryant seguro que duermen mejor.

Por debajo están Dallas y Portland a cuatro victorias. Dentro de este grupo perseguidor, sobresalen dos nombres que van a ser claves para el devenir final: el bisoño Damian Lillard, que está realizando una excepcional primera temporada como profesional, erigiéndose como líder de un equipo que cuenta con un All-Star como LaMarcus Aldrige. El otro nombre a tener en cuenta es el de  Dirk Nowitzki, quien tras la lesión está volviendo a encontrarse a gusto en los parqués norteamericanos, promediando en sus últimos partidos cerca de 20 puntos 10 rebotes, a la altura del mejor jugador europeo de todos los tiempos.

El calendario será decisivo y, en principio, los enfrentamientos directos marcarán la pauta. Utah y Los Ángeles no volverán a verse las caras,   pero sí lo harán los chicos de Corbin frente  otros rivales directos, como  Golden State, Houston, Dallas y Portland. Por su parte, los angelinos que se enfrentarán en dos ocasiones con los Warriors,  visitarán el Rose Garden para enfrentarse con los Blazers y recibirán a Dallas y a los Rockets de James Harden, estos en el último partido de la fase regular.

Por último, señalar que el calendario muchas veces es engañoso. En partidos a priori difíciles, frente a rivales de más entidad ya clasificados para playoffs, puede que estos reserven sus estrellas al no jugarse nada. Por el contrario, equipos sin posibilidad de postemporada pueden salir con mucha más intensidad con el objetivo de agradar a su público en los últimos partidos.

La lucha será dura,las espadas están en lo alto y por delante queda un apasionante mes de competición previo a la llegada de los playoffs, donde se podrán ver los mejores partidos del año entre los mejores equipos de la NBA.

Dejar respuesta