Salva Espín ilustra en Madrid

0
161

SAM_0122Salva Espín, dibujante de cómics en Marvel desde 2007, tiene un largo camino antes de su entrada en la editorial. Tras licenciarse en Bellas Artes y trabajar como ilustrador en juegos de rol o para agencias de publicidad, le vino en Barcelona la oportunidad de colarse en el mundo de los grandes en la industria del cómic. Él mismo lo cuenta en el encuentro que tuvo lugar el sábado 23 de marzo en la Fnac Castellana.

Desde que tiene uso de razón, Salva es aficionado a dibujar. Cuenta, entre risas, cómo estaban rellenos de dibujos los márgenes de sus libros del colegio, lo que no quería decir que fuera mal estudiante, porque “para comprar videojuegos tenía que sacar buenas notas”. El dibujante ha tenido la suerte de que en su casa siempre ha habido comics, ya que sus padres también son aficionados. Así, Salva asegura que a sus 30 años su padre le sigue llevando a comprar comics, como era costumbre todos los fines de semana cuando era niño.

2013-03-23_21.28.01Tras licenciarse en Bellas Artes y trabajar en distintos mundos (juegos de rol, publicidad), acude al Salón del Cómic en Barcelona con su carpeta de dibujos y consigue meter la cabeza donde se encuentran los editores de Marvel concediendo citas a los interesados en enseñar su potencial. Parece que estos quedaron satisfechos, pues a las dos semanas le enviaron su primera prueba, en la que debía dibujar tres páginas de un cómic que ya había sido publicado. Tras irse de vacaciones, abrió el mensaje que le brindó su entrada definitiva en la editorial, en el que le encargaban ya un cómic de 22 páginas al mes, lo que le asustó bastante debido a la rapidez con la que debía dibujar.

Espín cuenta cómo es un día en Marvel. Asegura que los guionistas y dibujantes trabajan desde casa, y más ahora con Internet. En las oficinas centrales de Nueva York sólo están los editores y la gente que se encarga de temas como publicidad y contabilidad. Salva recibe por mail el guión del cómic que tiene que ilustrar y hace un primer boceto del mismo. Tras mandarlo al guionista y a los editores y recibir la aprobación o los cambios que podrían hacerse, entinta lo que serán las figuras definitivas. Como todos, Salva tiene sus pequeños trucos, y el que más usa es el apoyo de figuras articuladas que fotografía y en las que se fija a la hora de dibujar.

Tras ilustrar varios cómics desde su entrada en Marvel, su proyecto más actual es Masacre. Aprovecha la visita a Madrid para presentar éste cómic y contarnos su experiencia con su trabajo en el mismo. Espín afirma que Masacre es de sus cinco personajes favoritos de Marvel, y que dibujarlo fue una “genial experiencia”, ya que tuvo que crear un personaje nuevo pero malo, a partir de trozos de otros Masacre. “Masacre me enamoró heterosexualmente hablando”, asegura Salva. Además, confiesa que lo dibuja “con amor y orgullo”, y lo demuestra enseñando al público escenas en las que se ve su estilo masoca y hasta “políticamente incorrecto”, como una en la que el personaje apunta con un arma a un niño. Cuenta que el punto clave a la hora de dibujar un personaje protagonista es no hacerlo muy complicado de dibujar, ya que si tiene que durar mucho tiempo y tiene que ser dibujado constantemente, no se le puede dedicar tantísimo tiempo a cada aparición.

2013-03-23_21.14.06 (1)Para finalizar su visita, Salva agarra su tablet y su lápiz y comienza a hacer una demostración en directo de su talento, dibujando ante los ojos de los boquiabiertos espectadores a Tormenta. Trazo a trazo, no cabe duda de que Espín es uno de los más grandes dibujantes de cómic que hay en España, y de que se merece estar trabajando para una editorial como Marvel.

Fotografías: Propiedad de Gemma Quintans Luque

Dejar respuesta