Salir de tapas

4
250

Pronto se acabarán los exámenes y poco a poco la primavera se acercará para dejar atrás el invierno. El tiempo de ocio y las buenas temperaturas invitan a hacer planes. Hoy yo os propongo un plan muy típico: salir de tapas.

Unas cañas, unas cervezas o unas birras (como prefiráis llamarlas) bien acompañados y sus respectivas tapas, es uno de los mejores planes que un universitario puede hacer para el fin de semana.

El origen del tapeo, esta tradicional forma itinerante de comer (local, caña y tapa, otro local) se remonta al siglo XIII, cuando Alfonso X cayó enfermo. Su médico le recetó pequeños sorbitos de vino acompañados de algo escueto de alimento entre comidas. El tratamiento fue un éxito, así que el rey promulgó en Castilla una ley por la que cada vez que se sirviese una copa de vino en una taberna, debería ir acompañada por algo de comer.

En Madrid podemos encontrar diferentes zonas donde practicar el tapeo, aunque hay cuatro que se consideran las más tradicionales.

En primer lugar hay que destacar la zona de Huertas. Entre La Latina, Sol y Antón Martín encontramos algunos de los lugares más concurridos durante el fin de semana para tomarse unas cañas acompañadas con algo de comer. ¿Mi recomendación? Casa Lucio (C/ Cava Baja, 35), una de las tabernas más conocidas de Madrid, por no decir la taberna por antonomasia.

En la zona centro, entre Alonso Martínez y Ópera, es también muy habitual salir de picoteo. Cerca de Alonso Martínez, en La Plaza de Santa Bárbara, encontramos una cervecería con ese mismo nombre. La Cervecería Santa Bárbara es una de las tabernas más clásicas y la más concurrida por la gente a la que le gusta la cerveza bien tirada. En su barra destacan los mariscos y sus conocidísimas patatas fritas a la inglesa.

En el distrito de Tetuán se localiza otra de las zonas típicas para salir a comer o cenar. Fide es una cervecería clásica de la calle Ponzano, en la que llama la atención su amplia selección de mariscos, embutidos y magníficas conservas entre las que no se pueden pasar por alto las anchoas.

Finalmente, nos trasladamos al Barrio de Salamanca, nuestra última zona de tapeo y la que tiene más variedad de tabernas. Entre sus calles queremos destacar El Olivar de Ayala, un bonito local donde sirven tapas variadas y sobre todo revueltos, su plato estrella, desde los de toda la vida, a los más imaginativos y sugerentes, todos ellos son una delicia para el paladar.

Ya saben que no hay excusa, por su salud, salgan de tapas por Madrid.

Fuentes del texto:
http://www.esmadrid.com
http://www.viviendomadrid.com
Fuente de las imágenes:
Marcos García

4 Comentarios

  1. Pillate unas birritas y bocata calamares en la plaza mayor esquina Bailen, se “egcurren” log calamres por la mui dabuti. Mola mazo la zona con todos los guiris sin saber de que va el temita.

Dejar respuesta